Los jóvenes españoles consumen casi siete horas de ocio digital, una cuestión que se refiere desde a la escucha de música en “streaming” al uso de redes sociales, pasando por jugar a videojuegos o la lectura en un eBook.

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la investigación “Consumir, crear, jugar. Panorámica del ocio digital de la juventud”, realizada por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de FAD, con el apoyo de Telefónica y Banco Santander, la cual analiza las expectativas, motivaciones y experiencias de los adolescentes y los jóvenes sobre sus prácticas de ocio digital y sus hábitos de consumo a través de las plataformas digitales.

Este análisis se centra en el ocio digital como aquellas actividades dedicadas al entretenimiento en internet y las plataformas de contenido en “streaming” o en diferido. En este ecosistema, cada vez son más los jóvenes que desean dedicarse profesionalmente a la creación de contenidos, hasta el punto de que uno de cada tres jóvenes españoles de entre 15 y 29 años afirma que le gustaría dedicarse a ello.

De hecho, uno de cada diez asegura que actualmente está intentando labrarse un futuro profesional como “influencer” y que, además, dispone de medios para hacerlo, como tabletas o teléfonos móviles.

De ese modo, más del 70 por ciento de los jóvenes encuestados dispone de, al menos, cuatro dispositivos diferentes –tabletas, móviles, videoconsolas, televisores inteligentes–, a través de los cuales puede consumir ocio digital. Estos dispositivos están tan integrados en sus tareas cotidianas que el 79,9 por ciento de los jóvenes asegura utilizarlos con fines lúdicos de forma diaria.

La posesión de estos dispositivos depende en gran medida de si los consumidores son hombres o mujeres, puesto que ellas suelen preferir un smartphone a una videoconsola. Asimismo, las mujeres también se decantan por consumir ocio digital desde ordenadores portátiles (87,1%) y tabletas (62,4%), mientras que los hombres utilizan en mayor medida los ordenadores de sobremesa (65,9%) y las Smart TV (65,9%).