Llegó el final de la temporada escolar y, con ello, el inicio de las vacaciones para los más pequeños y jóvenes de la casa, durante las cuales los campamentos de verano cobran protagonismo.

Los campamentos de inglés son una de las opciones favoritas entre las familias que buscan un programa que permita a los niños aprender inglés de forma divertida. Es precisamente lo que ofrece "The Summer Treehouse Club" en su completo programa de inmersión lingüística en inglés, dirigido a niños y niñas de entre 7 y 13 años.

Una excelente oportunidad de fomentar el aprendizaje de otras lenguas entre los más pequeños, pues se desarrolla íntegramente en inglés, favoreciendo así una integración natural del idioma. A través del uso combinado de diversas metodologías de aprendizaje y de técnicas de participación infantil, consiguen que los niños y niñas se diviertan mientras aprenden, lo que desemboca en un uso natural del inglés. Uno de sus principales aspectos es que potencia la libertad de elección de los niños y niñas y los juegos y trabajos en equipo. De hecho, los participantes pueden proponer juegos y "convertirse" en los profesores.

Además, los grupos se hacen con niños y niñas con edades mezcladas, logrando así que se retroalimenten de sus propios conocimientos. En resumen, "The Summer Treehouse Club" es un espacio de encuentro para niños y niñas donde descubren y potencian sus intereses y talentos naturales a través de un gran número de actividades –teatro, experimentos, juegos al aire libre, arte, deportes, música…–, las cuales se desarrollan siempre en inglés, permitiendo integrar el aprendizaje del idioma de forma natural.

Cada semana se cuenta con la visita de una persona o entidad externa que presenta y enseña una actividad diferente –magia, globoflexia, lengua de signos, teatro, juegos tradicionales, etc. - y los viernes se fomenta el trabajo de todo el grupo, todos juntos.

El pasado 27 de junio, dio comienzo la cuarta edición de "The Summer Treehouse Club", que se extenderá a lo largo de todo el mes de julio en las instalaciones de la Facultad Padre Ossó, en pleno centro de Oviedo.

La Facultad cuenta con numerosas y amplias salas interiores –sala de plástica, aula de música, gimnasio, salón de actos y aulas diáfanas– así como zonas exteriores –patio interior, campo de fútbol de hierba natural, parque municipal de La Rodriga–. Este año, como novedad, se ofrece servicio de "madrugadores". La comida está incluida ya que la Facultad dispone de cocina propia y personal especializado para la elaboración diaria del menú de todos los niños, basado en la dieta mediterránea, sana y equilibrada.

Para este verano la matrícula se encuentra cerrada y se está trabajando en la nueva edición del próximo verano.