Una patrulla de agentes de la Policía local de Llanera actuó de urgencia en un domicilio de Lugo efectuando maniobras de reanimación a un bebé de pocos días que presentaba síntomas de ahogamiento contribuyendo a salvarle la vida antes de que llegasen los servicios de emergencias. La situación se produjo el pasado sábado, día 14 de mayo, según ha podido confirmar este periódico, y el pequeño se recupera de manera favorable, aunque no han trascendido todos los datos en relación a cómo se produjo el suceso. Fuentes de la Policía local se limitaron a indicar que la situación efectivamente tuvo lugar el sábado, pero sin ofrecer ningún detalle. No fue posible contactar con los agentes responsables de la afortunada actuación, que no se encontraban ayer por la tarde de servicio.

La única información conocida hasta el momento es que se trata de un bebé recién nacido –el sábado pasado tenía siete días– y que fue una patrulla de la Policía local la que pudo actuar en un domicilio de Lugo de Llanera en primer lugar. El pequeño presentaba “síntomas de ahogamiento, estaba morado”, sin que hasta ahora se haya precisado qué le causó la situación. Los agentes intervinieron practicándole maniobras de reanimación –en concreto, habría sido uno de ellos– hasta la llegada de los servicios de emergencia sanitarios.

Recuperación favorable

La actuación habría sido clave en el desenlace de la situación, ya que el bebé se recupera bien, según fuentes consultadas por este periódico. En el operativo de la Policía local habrían intervenido tres agentes, aunque habría sido uno el que realizó las maniobras en el domicilio, mientras otros dos facilitaron el acceso a la calle del domicilio de la UVI móvil que llegó minutos después para hacerse cargo de la situación. Habría sido la intervención del agente que efectuó la maniobra de reanimación la que logró que el pequeño volviera a respirar, precisaron las mismas fuentes.