La iglesia parroquial de San Cucao alberga desde ayer una imagen de la Virgen de Covadonga. El acto de bendición de La Santina, durante la misa dominical que se celebró a partir de las 13.00 horas, contó con la presencia del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes.

La llegada de la imagen era muy esperada, pues los feligreses habían mostrado su interés por contar con ella en el templo y se realizaron donativos para su adquisición, tal y como se recoge en la nota informativa en la que se daba cuenta de la cita de ayer en el templo para recibir a la Virgen de Covadonga coincidiendo con la homilía del domingo.

Sanz Montes (primero por la derecha), junto con otro religioso y al sacerdote José Julio Velasco, durante la bendición de la imagen.

“Recogiendo el sentir y donativos de muchos fieles de la parroquia, el consejo pastoral ha adquirido una preciosa imagen de la Santina de Covadonga, tan querida en nuestra diócesis y que no teníamos en nuestra iglesia”, explica la comunicación que se hizo a los feligreses para trasladar además que para su bendición y para la celebración de la misa se había invitado al arzobispo de Oviedo.

La imagen de la Santina que desde ayer acoge la iglesia parroquial de San Cucao.

La misa contó con la asistencia de numerosos fieles. También estuvo presente el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz. La imagen, colocada en un lugar muy visible en el interior del templo, se sitúa en la zona derecha ante el altar, presidido por el magnífico retablo de la iglesia, patrimonio local de Llanera y una obra datada en la primera mitad del siglo XVII. Las imágenes del retablo “se pueden vincular a la corriente tardomanierista de escuela castellana” y en él aparecen las de los evangelistas San Lucas y San Marcos, tablas pintadas al óleo en las que se representan diversos pasajes de la vida de San Francisco, el Calvario o de San Juan y San Mateo con sus correspondientes atributos, águila y ángel.