Gran homenaje del golf asturiano a Íñigo Tartiere. Más de 200 jugadores se dieron cita en La Morgal (Llanera) para participar en el primer memorial dedicado "al que fue uno de los golfistas más queridos del Principado", fallecido en 2018. Adrián Jiménez y Juan José Villanueva se proclamaron campeones de la competición, calificada de "éxito" por sus organizadores, el club Amigos de La Fresneda, que ya piensa en organizar una segunda edición.

José María Salazar, representante de uno de los patrocinadores del torneo, con los ganadores Juan José Villanueva y Adrián Jiménez

El I Memorial Íñigo Tartiere reunió a un total de 232 jugadores que abarrotaron el campo de La Morgal entre el 23 y el 25 de junio. "Entre todos han contribuido para que el torneo haya estado a la altura de los mejores de Asturias", destaca Rufino Ordóñez, presidente del club Amigos de La Fresneda, una entidad sin campo propio desde que en 2017 se cerrase el campo de la urbanización sierense.

"Era una persona muy apreciada en el mundo del golf asturiano. Organizaba algunos de los mejores torneos de la región y por eso quisimos homenajearle organizando este campeonato", explica Ordóñez sobre un torneo nacido no solo con la intención de honrar la memoria de Tartiere, sino también para perdurar en el tiempo. Si nada se tuerce, en 2023 habrá una segunda edición.

Además de un gran poder de convocatoria, el I Memorial Íñigo Tartiere también demostró un gran músculo económico. Los premios y sorteos del campeonato estaban valorados en más de 5.000 euros.

El club Amigos de La Fresneda fue fundado en 2017, después de que el campo de golf de La Fresneda fuese desmantelado para construir nuevas viviendas. Ante esta situación, los abonados de las instalaciones decidieron constituirse en un club sin campo para mantener el ambiente familiar que imperaba en los coquetos hoyos sierenses. La mayoría de ellos juega en las instalaciones de La Morgal, donde habitualmente disputan campeonatos domésticos.