El All-Rugby de Llanera ha llegado a un acuerdo con el Belenos avilesino, que esta temporada jugará en División de Honor, la máxima categoría absoluta del rugby español, para hacerse cargo de su filial, que compite contra los equipos sub-23 de los mejores clubes de España. Este acuerdo es histórico para el club llanerense, ya que supondrá un salto enorme en el nivel de la competición a la que acceden sus jugadores y le convertirá además en un club de referencia para el deporte oval en Asturias. El proyecto que se va a poner en marcha supone también un acuerdo con casi todos los clubes de la región para que sus jugadores más prometedores puedan compatibilizar la competición regional con sus clubes locales y, en el caso de que el All-Rugby lo necesite, jugar también algunos partidos con el equipo sub-23.

El presidente del club llanerense, Asbel Rodríguez, explica que la competición que van a disputar "está dividida en dos grupos, en los que estarán todos los equipos de División de Honor y los mejores de División de Honor B". En el caso del conjunto llanerense están encuadrados en el grupo del centro y del norte, donde se medirán a canteras tan importantes como la del Cisneros madrileño. "Nosotros nos encargamos de la dirección deportiva de este equipo, que tendrá el nombre de All-Rugby Llanera; en cuanto a los jugadores, además de los nuestros, podemos utilizar los del Belenos y también los de otros clubes asturianos", confirma. Esto supone para el All-Rugby "un salto competitivo muy grande". Al frente del equipo estará Xabi Guerediaga, un histórico del rugby español que lleva tiempo trabajando con el club llanerense.

La pena para el All-Rugby es que tendrán que disputar sus partidos en el Muro de Zaro, en Avilés, puesto que el campo principal de La Morgal (Llanera) está en obras: "Ahora mismo no tenemos campo para jugar en categoría nacional, el campo principal de La Morgal está en obras y hasta final de año no estará acabado y no lo vamos a poder utilizar en toda la temporada". El club confiaba en que las obras, a cargo del Principado, pudieran estar listas a finales de septiembre, algo que finalmente no será posible. "Esto nos afecta bastante, tenemos dos campos y uno está en proceso de adaptación a un campo de rugby, hay que quitar piedras y ese tipo de cosas, ha mejorado mucho pero aún no está en óptimas condiciones". A pesar de todo, la cantera del equipo de Llanera podrá seguir entrenándose y compitiendo en La Morgal.