Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanera pide al Principado que se involucre más con Lucus Asturum

"Necesitamos una partida económica estable para seguir excavando el yacimiento todos los años", advierte el Alcalde

Excavaciones en Lucus Asturum | F. T./L. M.

El yacimiento arqueológico romano de Lucus Asturum, en Lugo de Llanera, está llamado a ser un atractivo cultural y turístico de primer orden en toda Asturias y con ese empeño trabaja el Gobierno llanerense. “Probablemente seamos el Ayuntamiento que más apueste por un proyecto de estas características”, sostiene el alcalde, el socialista Gerardo Sanz. Pero eso no es suficiente para impulsar todo el potencial de los restos romanos del concejo. "Necesitamos que el Principado se involucre más, de manera que contemos con una partida económica estable para seguir excavando todos los años y valorando de forma adecuada los hallazgos que van apareciendo", advierte el regidor.

Sanz, no obstante, es optimista, porque la declaración del yacimiento como Bien de Interés Cultural (BIC) parece estar más cerca y eso garantizaría la disponibilidad fondos para profundizar en los tesoros que oculta el valle de Lugo, así como para poder mostrarlos a todos los vecinos y visitantes interesados. El Alcalde afirma que, por parte municipal, se seguirán habilitando partidas para futuras campañas y confía en tener "buenas noticias" desde la administración regional.

"Ahora mismo, el yacimiento se está abriendo y cerrando tras cada campaña de excavaciones, pero sería interesante empezar a pensar en no cerrarlo, en mostrarlo al público y acometer actuaciones más globales", señala el regidor, encantado con los resultados del trabajo del equipo de la arqueóloga Esperanza Martín. "Parece que han salido muchas piezas y muy importantes, y eso es una gran noticia”, apunta Sanz, deseoso de que “las demás administraciones apoyen Lucus y no sólo sea el Ayuntamiento de Llanera el que trabaje por él".

Del mismo modo, el Alcalde también baraja otras acciones, como la posibilidad de que el Museo Arqueológico permita organizar una exposición con las piezas que se han ido hallando en el yacimiento para poner el pasado romano del municipio donde se merece.

Los arqueólogos ya han dado por cerrado el trabajo de campo este año. A partir de ahora será en el laboratorio donde continuará la tarea para datar y contextualizar convenientemente cada una de las más de 2.200 piezas extraídas este año de la casa y las dependencias en las que se ha estado excavando durante tres semanas. Todo con el convencimiento de que, después de las termas halladas en 2018 y el pozo y las dependencias localizadas entre el año pasado y este, Lucus Asturum fue un enclave de importancia capital en las provincias del norte de Hispania.

De ahí que el futuro de estos restos dependa de una apuesta económica decidida por parte de todas las administraciones involucradas para crear en el futuro algún tipo de exposición museística que deje al descubierto para siempre lo mucho que oculta el subsuelo y que en futuras nuevas campañas de trabajo aún deparará, según los expertos y arqueólogos, muchos hallazgos sorprendentes.

Compartir el artículo

stats