Las expropiaciones para el desarrollo del proyecto del Consorcio de Aguas de Asturias (CADASA) de reposición de conducciones en Llanera y Siero en el tramo del denominado ramal a Silvota afectan a cerca de sesenta propiedades de ambos concejos y el proceso se inicia de forma inmediata con la publicación de la relación de terrenos que será necesario tocar en mayor o menor medida para poder hacer la obra.

El proyecto se lleva a cabo para evitar que la situación de esas conducciones -la red de tubería actual tiene más de treinta años- comprometa la garantía del abastecimiento con agua del sistema del Alto Nalón al concejo de Llanera y a las industrias del polígono de Silvota, entre otros puntos de la zona. Parte del trazado actual discurre bajo terrenos y zonas lúdicas e instalaciones deportivas del entorno de la urbanización residencial de La Fresneda (Siero).

Hay que recordar que el pasado agosto una avería causada precisamente por un problema de una de las tuberías de la red de Cadasa que pasa por los alrededores de La Fresneda dejó sin suministro de agua a más de 10.000 personas en Llanera y a otras 4.000 en la urbanización sierense. En total, unos 15.000 vecinos de ambos municipios se vieron afectados por un incidente que terminó por dejar sin suministro a núcleos de población como Pruvia, Posada o Lugo de Llanera.

La actual tubería del denominado ramal a Silvota tiene más de tres décadas de vida y "comienza dar señales de obsolescencia", explica la justificación del proyecto, que añade además que la mayor parte de la conducción "está ejecutada con tubería de fibrocemento con juntas Gibault, material que actualmente no es de aplicación conforme a normativa".

El Plan de Inversiones del Consorcio de Aguas de Asturias en Infraestructuras de Abastecimiento aprobado en el año 2000 contemplaba diversas actuaciones de reposición de las conducciones de ramales de las zonas de Oviedo, Gijón, Avilés y algunos puntos de costa. Una vez realizadas estas se planteó "la conveniencia de retomar la política de renovación de las tuberías más antiguas antes del final de su vida útil", dice el proyecto del ramal a Silvota. Este va a desarrollarse mediante su desdoblamiento con un nuevo trazado que evite en su mayor parte los terrenos de la urbanización de la Fresneda, con la construcción de una nueva tubería de una longitud aproximada de unos 2.500 metros, entre la arqueta de la zona de La Belga (Siero), y la cámara de toma del polígono de Silvota, Llanera y La Fresneda. "El diseño hidráulico de la tubería se proyectará para que, o en condiciones normales opere por gravedad, con agua servida desde el depósito de Celles, o en caso necesario pueda hacerlo con el agua procedente del río Narcea, tratada en la ETAP de Ablaneda", explica la documentación relativa a la iniciativa.