El desarrollo residencial de Llanera, sobre todo de unifamiliares en la zona rural o en la urbanización de Soto, en Pruvia, sigue al alza y el padrón municipal da buena fe de ello. El concejo ha superado recientemente la barrera de los 14.000 habitantes, pero además, en aproximadamente el último mes, ha ganado nada menos que cincuenta habitantes, según los datos del Ayuntamiento. Es una cantidad relevante, máxime si se tiene en cuenta que son pocos los territorios de Asturias que crecen en vecinos.

Según los últimos datos del censo municipal, Llanera suma actualmente 14.072 habitantes, exactamente medio centenar más que el pasado mes de octubre. Las localidades que más contribuyen a incrementar el padrón son las parroquias de Pruvia, de San Cucao, de Lugo y de Ables.

Como sucede en el caso de Siero con La Fresneda, que aporta nueva población al concejo de manera periódica, la gran urbanización de Llanera, la de Soto, en la parroquia de Pruvia, también lo hace de manera constante. 

Y es Pruvia de hecho la que más ayuda a engordar el padrón llanerense en el último mes, pues de los cincuenta nuevos habitantes que se apunta el concejo, nada menos que 33 proceden de esta parroquia. Aunque no todos los recién censados lo hagan con residencia en la urbanización, sí los hay con domicilio en este punto junto a otros lugares de gran tirón actualmente en Llanera, localidades de menos tamaño donde se está construyendo de manera continua vivienda unifamiliar aislada. 

Pruvia cuenta actualmente con 2.773 vecinos, lo que supone un nuevo récord de residentes para la zona tras incrementar su censo en los 33 nuevos habitantes citados. También han crecido en este último mes San Cucao, que gana 9, pasando de los 763 de octubre a los 772 que cuenta actualmente. Y Lugo de Llanera, que añade 7 más y sube desde los 4.769 a los 4.776. Sigue siendo este núcleo el más poblado del municipio, por encima de la capital, Posada, que tiene ahora 3.387 vecinos.

 Por último, entre las zonas que han contribuido a subir el padrón municipal este mes de noviembre también se encuentra Ables, que llega a los 400 desde los 394 que registraba en octubre y por lo tanto crece en 6.

Llanera superó recientemente la barrera de los 14.000 habitantes con las altas que se habían producido fundamentalmente a lo largo del verano: en los meses de junio, julio y agosto el censo local se había incrementado en 204 personas, según los datos que aportó entonces el Ayuntamiento.

Una parte importante de estos nuevos residentes se contabilizan en las zonas rurales del municipio, que experimentan un gran auge de construcción de vivienda unifamiliar o rehabilitación de inmuebles. La situación salta a la vista a poco que se realice un recorrido por el municipio, donde hay incluso fincas en las que se están construyendo varios chalés de manera simultánea.

Las sesiones de la Junta de Gobierno local de Llanera son también un buen termómetro del tirón residencial del concejo en los pueblos, pues es habitual que haya solicitudes de nuevas licencias para construcción de casas en cada sesión semanal. Los últimos proyectos que han recibido autorización municipal dan fe de los precios de edificar en la zona rural llanerense si ya se es propietario de un terreno. Como es lógico, los precios oscilan en función del proyecto y el tamaño de la futura vivienda, pero los permisos más recientes dan fe de que se puede edificar desde unos 70.000 euros, aunque haya propuestas de mucha mayor envergadura que rozan los 200.000 euros.