Buenas noticias para la educación de Llanera. La escuela infantil Bernardo Sopeña acaba de recibir la certificación de "Centro referente en educación en derechos de infancia y ciudadanía global" que concede Unicef. Se trata de una distinción que tiene como objetivo situar a la infancia y sus derechos en un lugar destacado de la vida escolar. De esta manera, Unicef da todo el valor al trabajo desarrollado por el centro para adaptar su modelo educativo "guiándose por los principios de inclusión, equidad, solidaridad y calidad".

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y la concejala de Educación, Montse Alonso, recogieron la distinción de manos de la presidenta de Unicef en Asturias, María José Platero, durante un acto en el que también estuvo presente Marta Álvarez, directora del centro, quien dejó clara la intención de la escuela de seguir dando pasos en busca de una mejora continua en los derechos de la infancia en todos sus ámbitos.

Por su lado, el Alcalde destacó la magnífica labor que diariamente realiza el equipo directivo y docente del centro. "Para lograr este reconocimiento, todo el personal de la escuela ha tenido que desarrollar un duro trabajo, adaptando el proyecto educativo al tema de los derechos de la infancia, y ese esfuerzo es el que ha permitido conseguir la certificación. Sin duda, ese el gran valor de la escuela", subrayó Sanz.

Unicef ya reconoció en 2016 la labor de Llanera en favor de los derechos de la infancia y la adolescencia al otorgarle el sello de las Ciudades Amigas de la Infancia. Para el regidor, "es fundamental inculcar desde edades tempranas el cuidado por la educación y el respeto por ellos mismos, por sus derechos. En este sentido, tanto desde la Concejalía de Educación como desde la de Infancia estamos desarrollando desde hace años un intenso trabajo para dar un mayor protagonismo a los niños y niñas del concejo, hacerles partícipes del día a día y, también, darles voz en proyectos que se van a desarrollar en Llanera".

Este trabajo en favor de los derechos de la infancia se ha intensificado también a nivel municipal con la celebración del Día Internacional de los Derechos de la Infancia o la Jornada en Familia.