El Ayuntamiento de Llanera tiene la intención de agilizar lo máximo posible la redacción del futuro Plan General de Ordenación Urbana del concejo, documento que deberá afrontar las necesidades derivadas del crecimiento poblacional y empresarial que se espera en el territorio. Y en su previsión de licitación para este año ya tiene incluida la contratación de dos iniciativas que tienen que ver con el impulso al planeamiento. Se trata de la asistencia técnica para el diseño, gestión e implantación del proceso de participación ciudadana que debe acompañar a la redacción del plan y también de la preceptiva para la elaboración de los documentos para la evaluación ambiental que requerirá el documento.

Ambas asistencias técnicas cuentan, en conjunto, con una previsión económica que supera los cien mil euros y que está incluida en el plan de contratación anual del municipio para 2023. Llanera tiene actualmente en licitación el contrato para la redacción del documento del plan general (el plazo para la presentación de ofertas finaliza el 30 de enero) y estas dos previstas a lo largo de este año son iniciativas que deberán estar preparadas para acompañar ese proceso una vez comience el trabajo efectivo para ir elaborando el futuro planeamiento. El presupuesto para la redacción del Plan General es de unos 400.000 euros. Los contratos para estas dos asistencias técnicas tienen un importe de 80.000 euros, en el caso de la iniciativa de participación ciudadana, y de 30.000 en lo que respecta a la evaluación ambiental.

Actualmente, el municipio se rige por unas normas subsidiarias de 2003 que no responden a las expectativas de crecimiento del concejo. Tal y como ya avanzó este periódico, el gobierno local quiere que el futuro planeamiento mejore las posibilidades de desarrollos residenciales de unifamiliares en la zona rural y que el documento contemple, entre otras muchas cosas, medidas para favorecer la llegada de más empresas al municipio, además de que los procesos de desarrollo puedan realizarse con la mayor agilidad posible.

Llanera necesita planificar su expansión para las próximas décadas y eso es lo que hará el nuevo plan de ordenación urbana, "una asignatura pendiente" en el concejo, según suelen señalar los responsables municipales. La futura normativa analizará, entre otras cosas, la situación de áreas de los núcleos urbanos que no han llegado a desarrollarse mientras otras han experimentado crecimientos notables. En este último caso se encuentra Lugo de Llanera, con un avance constante de los desarrollos residenciales, y que además ya tiene en previsión el impulso a otro gran proyecto que contempla la construcción, por fases, de unas 700 viviendas en el entorno de la Casa de Cultura de la localidad.