El Ayuntamiento de Llanera acaba de aprobar las bases que rigen la convocatoria de acceso a las tres últimas viviendas de propiedad municipal ubicadas en las llamadas “Casas de los maestros”, en Posada. Se trata de una promoción de 9 viviendas protegidas en régimen de alquiler para personas cuya capacidad económica es limitada. El 25 de junio de 2021 se adjudicaron seis de las viviendas, y en octubre de 2022 se hizo entrega de las mismas a los nuevos arrendatarios. Con esta nueva convocatoria se prevé adjudicar las tres restantes y quedarían adjudicadas la totalidad de las existentes en el edificio.

Los interesados en optar a una de estas viviendas de alquiler protegido tendrán un plazo para la presentación de solicitudes que será de 20 días hábiles a contar desde el día siguiente a la fecha de publicación del extracto de la Convocatoria en el Boletín Oficial del Principado de Asturias. Para recibir más información al respecto de la convocatoria se puede acudir a los servicios sociales municipales.

 De las tres viviendas sin adjudicar, una de ellas está dirigida a personas con movilidad reducida. Esta vivienda, ubicada en el bajo, cuenta con 60,30 metros cuadrados útiles y 2 habitaciones. Las otras dos viviendas, con 68,81 metros útiles, disponen de tres habitaciones. Según explica el Ayuntamiento de Llanera, tendrá como colectivo prioritario a “jóvenes de entre 18 y 35 años con unidad de convivencia". "La otra vivienda, en la primera planta, está dirigida preferentemente a personas con grado de dependencia que no puedan continuar en su vivienda habitual, al objeto de favorecer un envejecimiento activo, evitando el aislamiento y la soledad no deseada, así como un aumento de la calidad de vida. En este sentido, tendrán preferencia aquellas unidades familiares de la zona rural que no dispongan de transporte y que las condiciones objetivas no les permitan permanecer en su domicilio", añade el Consistorio.

 Como explica el alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, “con esta nueva convocatoria culminamos un camino iniciado hace años en este municipio, que era volver a tener vivienda de protección y pública, en alquiler, a disposición de nuestros vecinos.”. Así, recordó cómo “en 2015 empezamos a estudiar las opciones que había y fue en 2016 cuando a través de las ayudas autonómicas previstas para rehabilitación de viviendas, vimos viable el proyecto de aprovechar un recurso que ya existía y darle un nuevo uso". "Después de casi 40 años sin oferta de vivienda pública, fue un punto de inflexión en cuanto al modelo de política social que se venía ejerciendo en este concejo”, añadió.

La actuación se desarrolló en dos bloques de edificios de propiedad municipal, conocidos como las “Casas de los Maestros”, situados en el entorno del colegio público San José de Calasanz de Posada. Un bloque A (planta baja + 3 plantas) y bloque B (planta baja + 4 plantas). Las viviendas se encontraban deshabitadas y deterioradas. La rehabilitación se llevó a cabo en el bloque B. El bloque A se demolió en abril 2018, con un coste de 84.598 euros. Con el derribo no solo se liberó espacio, pudiendo acometer con garantías la rehabilitación del otro edificio, sino que también permitió habilitar aparcamientos para las viviendas recuperadas: son 10 plazas de estacionamiento, una para personas con movilidad reducida,