Llanera suspenderá la concesión de licencias de parques de baterías durante el plazo de un año

El Pleno acuerda por unanimidad adoptar la medida aprovechando que el concejo elabora un Plan General y legalmente puede paralizar los permisos

Parque de baterías en Estados Unidos, similar en tamaño a algunos proyectos presentados en Asturias.

Parque de baterías en Estados Unidos, similar en tamaño a algunos proyectos presentados en Asturias. / Acciona

Llanera "corta por lo sano" y, aprovechando que está en proceso de redacción de un Plan General de Ordenación (PGO), suspende la concesión de licencias en lo que respecta a la instalación de parques de baterías durante el plazo de un año. Así se acordó en Pleno a través de una propuesta del gobierno municipal que concitó unanimidad y que llegó a la sesión tras varias fases de encuentros entre responsables de la Corporación y vecinos.

El desarrollo de planes de ordenación por parte de los municipios les permite suspender temporalmente la aprobación de licencias para evitar conflictos entre normas existentes y futuras. Se pueden dejar de dar en los ámbitos que se estime oportuno, en uno o en varios. Y, en este caso la situación tiene encaje legalmente y el Ayuntamiento ha dado así con una fórmula para atender las reclamaciones de los vecinos. Gana además tiempo mientras se elabora una normativa autonómica que regule estos proyectos que suscitan rechazo entre la población de los concejos afectados. En Llanera hay dos presentados, uno en Ables y otro en Pruvia.

"Estamos inmersos en la elaboración del Plan General y hay posibilidad de suspender licencias. Así que cerramos durante un año para todas aquellas cuestiones relacionadas con parques de baterías. Por lo tanto, en Llanera estamos libres en todo en ese plazo y no va a haber posibilidad de tramitar nada en ese periodo. Como se está a la espera de si el Principado legisla, nosotros nos quitamos esa incertidumbre. Y después vamos a ir con el Plan General a trabajar en la línea que nos planteen los vecinos", dijo ayer el alcalde, Gerardo Sanz, preguntado al respecto.

"Ganar tiempo"

En similares términos se había pronunciado el portavoz del gobierno municipal en el pleno, el socialista José Antonio González. "Intentamos dar una solución a un problema que surge por los avances tecnológicos que adelantan a la legislación. No hay una que regule estas instalaciones a la espera de la del Principado y ganamos este tiempo", dijo González. Recordó que la propuesta al pleno viene de la negociación con los grupos y lo abordado en comisión solicitada por la oposición.

Nuria Niño, edil del PP y portavoz en la propuesta, destacó que el debate sobre la regulación de estos parques es de gran interés para el concejo y su futuro. "Desde el PP la postura fue siempre clara y la reiteramos en junio y con la petición de que se convocara una comisión extraordinaria de portavoces para tratar este asunto. También tenemos una propuesta única para el conjunto de Asturias", dijo Niño, que se refirió a la necesidad de una moratoria y a que, entendiendo que hay que amoldarse a los avances tecnológicos, lo que debe primar es "la seguridad de los vecinos y el entorno".

Niño, que pidió que el Gobierno regional publique una regulación en el plazo máximo de seis meses, incidió en que no deben permitirse estas instalaciones en zonas residenciales, de actividad ganadera o masas forestales, entre otros, sino a una distancia mínima y que así tiene que determinarse en el decreto autonómico pendiente.

Vox, a través del edil Pedro Manuel Villafañe, expresó su apoyo a la propuesta subrayando también que debe primarse "la seguridad y la salud de los ciudadanos". El concejal de IU, Gonzalo Bengoa, destacó por su parte, que el posicionamiento de la coalición "es y ha sido claro desde el minuto uno".

"Falta una regulación en este momento. Ahora la cuestión es la negociación entre dos partes del Gobierno asturiano, la del PSOE con la consejería de Transición Ecológica, y la de IU con la de Ordenación del Territorio. Y es fundamental que la posición de IU sea la que fije los criterios del decreto en beneficio del bienestar de los ciudadanos", dijo Bengoa.

Este consideró que los parques de baterías deben ir a suelos industriales o, si van fuera de estos emplazamientos, a suelos degradados "en los que no quepa otro uso y siempre a la distancia suficiente" no solo de viviendas sino también de explotaciones agroganaderas o masas forestales, entre otras situaciones, dijo.