José Antonio Bande, párroco en Llanera: "Me voy con un sabor agridulce, aquí he sido inmensamente feliz"

El párroco de Lugo, Pruvia y Villapérez se despedirá en septiembre de Llanera tras seis años de labor pastoral con especial dedicación a los más jóvenes

José Antonio Bande, a la izquierda, junto a José Julio Velasco, en la misa de los Exconxuraos del año pasado. | LNE

José Antonio Bande, a la izquierda, junto a José Julio Velasco, en la misa de los Exconxuraos del año pasado. | LNE

José Antonio Bande dejará de ser el párroco de Lugo de Llanera Pruvia y Villapérez el próximo mes de septiembre, para pasar a ser el rector del Seminario Metropolitano de Oviedo. Un cambio decidido esta semana por el Arzobispo, Jesús Sanz Montes, y que Bande acoge con la humildad y buena disposición que le caracteriza.

También con un poco de pena por sus fieles, a los que acompañaba en Llanera desde el año 2018. "Es un sabor agridulce, aquí he sido inmensamente feliz y en estas parroquias me siento plenamente realizado como sacerdote, sólo Dios y mi círculo más íntimo saben hasta dónde llega este doloroso soltar amarras", asegura. Pero "desde una actitud de servicio eclesial asumo esta nueva tarea en el acompañamiento solícito las vocaciones al sacerdocio", añade.

José Antonio Bande nació en Luarca, ingresó en el Seminario Metropolitano de Oviedo y fue ordenado sacerdote en 1992, estrenándose como vicario parroquial de San Pedro de Pola de Siero entre los años 1992 y 1998. Ese mismo año fue enviado a Roma para ampliar sus estudios, donde permaneció hasta el año 2002, cuando obtuvo la licenciatura en Sagradas Escrituras.

Cuando regresó a la Diócesis fue nombrado profesor en el Seminario Metropolitano y párroco de San Martín de Turón y Santa Bárbara de la Cuadriella, en la cuenca del Caudal, y en 2003 el Arzobispo le pidió asumir la parroquia de San Melchor de Quirós en Vallobín. Permaneció en este destino hasta el año 2013, cuando se trasladó a Salamanca para ampliar los estudios de Teología Bíblica, tras lo que obtuvo el doctorado. Desde 2013 y hasta 2018 fue párroco adscrito a los Santos Apóstoles de Buenavista, y en 2018 fue nombrado párroco de la Unidad Pastoral de Posada y Lugo junto a José Julio Velasco, haciéndose cargo de Santa María de Lugo de Llanera, Santiago de Pruvia y San Vicente de Villapérez.

Su puesto será ocupado ahora por Sotero Alperi Colunga, con Francisco Fermín Duque Ania como diácono adscrito a estas mismas parroquias.

Tras de sí Bande deja numerosas iniciativas, con especial entusiasmo por involucrar a los niños y jóvenes en la vida parroquial. Una de las últimas actuaciones en su parroquia ha sido la restauración de la imagen de la patrona de Lugo, Santa María, y del Santo Cristo del Pondal.

Y antes del cambio, Bande se acercará de nuevo a los chavales a través del "Boomrest Cristo Prayer", un espacio de recogimiento e invitación a la oración abriendo las puertas de la parroquia a los miles de jóvenes que acudirán al Boombastic.