Exconxuraos, despedida al galope: un torneo medieval multitudinario y un balance de 35.000 personas en los tres días de fiesta

La celebración reivindica la declaración de Interés Turístico Nacional

M. Fernández/P. Tamargo

Llanera cerró ayer los Exconxuraos 2024 con un gran balance: más de 35.000 personas acudieron a su fiesta medieval a lo largo de sus tres días de duración. El torneo que se ofreció en la tarde del domingo atrajo a una multitud para disfrutar de las espectaculares justas que se ponen en escena en un segundo pase para el público en general tras el primero que acompaña a la cena del sábado, otro de los platos fuertes de esta celebración y que sentó a la mesa a 1.200 personas.

El torneo dejó un año más espectaculares imágenes de la destreza de los jinetes con los caballos y las armas. No defraudó tampoco la recreación histórica del acontecimiento que conmemora esta cita (la rebelión del pueblo de Llanera ante los abusivos impuestos del Obispado) que se ofreció también ayer en un segundo pase con numeroso público que aplaudió la representación en varias ocasiones.

Los conciertos en el prao anexo al ferial de Ables (Marlon, Pablo Senator y El Combo Dominicano, entre otros) fueron otras de las propuestas que congregaron a gran cantidad de jóvenes y no tanto en citas que se prolongaron hasta altas horas de la madrugada. Los festejos comenzaron el viernes con el pregón a cargo de Irene Díaz, vicerrectora de Investigación de la Universidad de Oviedo, continuaron el sábado en una jornada en la que el tiempo no acompañó en exceso, y culminaron ayer con un día de sol y éxito de afluencia.

En 2025 Exconxuraos cumplirá un cuarto de siglo de vida y lo hará reivindicando, como se ha hecho en esta edición, la declaración como fiesta de Interés Turístico Nacional. El Ayuntamiento de Llanera prevé una cita especial por las bodas de plata de la celebración, que tendrá entre otras cosas un homenaje a la que fuera edil de Festejos en los comienzos de este evento, la popular Mercedes Maquinay, ya fallecida.