Un tiovivo a pedales de madera y una noria con manivela hacen furor entre los pequeños Exconxuraos

Mucho ambiente familiar en la tarde del fin de fiesta de una de las grandes citas veraniegas de Asturias

Un tiovivo a pedales y una noria con manivela, sensación entre los pequeños Exconxuraos

Paula Tamargo

Una gran fiesta, distinta, que no deja indiferente y que es diferente en todos sus detalles. Porque se cuida hasta el extremo la preparación de la decoración, iluminación, representaciones, elección de puestos de venta y diseño de un campamento que hace las delicias de las familias. Como las atracciones para los más pequeños que en esta edición, además de otras propuestas con tirón, incluyeron un tiovivo propulsado a pedales, una noria que giraba gracias a una manivela accionada por un hombre y una gran barcaza pirata en la que los niños escuchaban historias sobre surcar los mares mientras eran columpiados con la sola fuerza de un joven y sin ningún sistema mecánico. Todas las piezas eran además de madera, integrándose a la perfección en el gran escenario medieval de la celebración.

Colores, olores y sabores -la comida, los perfumes, especias y otros eran protagonistas de los puestos del mercado- crearon junto a la música, los trajes de época y el bullicio un ambiente festivo del que disfrutaron miles de personas este fin de semana. La cita se inició el viernes y concluyó este domingo a las diez de la noche.