19 de mayo de 2010
19.05.2010
 

Una conquista lenta y persistente

13.05.2010 | 02:00

Evolución imparable


La evolución del eucalipto en Asturias ha ido en progresión desde los años cincuenta. En 1989 la superficie alcanzaba las 34.000 hectáreas. En 1996 llegó a 50.000. En el 2.000 ya era la especie dominante, con 71.407 hectáreas, según datos del tercer Inventario Forestal Nacional.


Actualización de datos


Hoy los eucaliptales están cuantificados en 75.000 hectáreas en la región, pero los datos que se encuentran en fase de actualización que culminará en verano podrían arrojar una superficie superior.


Tres cuartas partes


El eucalipto supone las tres cuartas partes de la producción forestal total del Principado. El sector genera 3.000 empleos en Asturias. Podrían ser otros tantos en los próximo años si prosigue el actual proceso de desarrollo.


La competencia


Al eucalipto le siguen el castaño, con 70.000 hectáreas; el haya, con 53.000; el roble, con 40.000, o los pinos, con 36.000.


Especies autóctonas


Aunque el plan forestal se diseñó para potenciar las especies autóctonas, el roble albar apenas suma 20.000 hectáreas. Los abedules, con tan sólo 6.000, y los bosques de ribera, con 10.000, tienen aún menos presencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook