Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISTINA LORENZO FERNÁNDEZ | Actriz

"Para los que nos criamos en los ochenta Michael Jackson era un dios; cuando escucho 'Beat it' me vengo arriba"

La actriz Cristina Lorenzo es de una generación a la que le tocó la alta cosecha de la música popular, ya sea el rock, el pop, el rhythm & blues o sólidos representantes de la escena española, léase Coque Malla. No en vano en su casa se escuchaba a "The Beatles" y "Rolling Stones"; no en vano fue con sus padres a ver a la banda de Jagger y Keith Richards a Gijón en lo que fue el único concierto en España de la gira "Voodoo Lounge".

De lo recogido de sus padres hay genios eternos como los citados, pero valga como representante de su lista Eric Clapton y "Layla", canción nacida por la pasión de "El Divino" hacia Pattie Boyd, pareja de George Harrison, a quien Clapton ayudaba a perfeccionar su técnica con la guitarra. La pieza original es de uno de los supergrupos de "Mano Lenta", "Derek and The Dominos", aunque Cristina Lorenzo se queda con una de las estupendas versiones en directo del año 1989.

Otra influencia que guarda en su memoria es el sonido del trayecto escolar, vía "Queen" con "Another one bites the dust".

Cristina Lorenzo Fernández (Caravia Alta, 1981) es actriz de "Teatro del Norte". En el reciente año concluido representó "El Rector", de Pedro de Silva, con montaje del director de la compañía, Etelvino Vázquez.

Su banda sonora prosigue con Michael Jackson. La elección es "Beat it", pieza de "Thriller", el álbum que cambió conceptos musicales y visuales.

La actriz rápido cambia el registro hacia la sensibilidad de Mark Knopfler y "Local hero", uno de los logros del ex "Dire Straits" en solitario. Y en su memoria está "U2", banda que representa el despertar del rock de los años ochenta. Aunque no es la única presencia irlandesa ya que en su "Top diez" figura Hozier con 'To be alone', magnífica canción de ambiente blusero.

La lista musical de Cristina Lorenzo se completa con dos voces de épocas distintas pero icónicas: Amy Winehouse, reina de estos tiempos, y Nina Simone, dama del soul, jazz y géneros colaterales que culminó en diosa (al menos se le apodó "Sacerdotisa") a pesar de las zancadillas.

Es la banda sonora que Cristina Lorenzo desvela a los lectores de LA NUEVA ESPAÑA. La máxima de esta página es recomendar que cada cual "atrope" lo suyo para su lista de reproducción. Y aquí la cosecha es abundante.

Compartir el artículo

stats