Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias juega en Twitch

La plataforma de directos de Amazon conquista al público joven en plena pandemia: “Me ayuda a desconectar del mundo real durante unas horas”

Jennifer Torre, del cantan CaoticJenn, durante un directo en Twitch.

“Qué risas ayer troleando a Jimmy en el Rust”. Es lengua española, pero la que se habla en Twitch, la plataforma propiedad de Amazon que “lo peta” en plena pandemia. También en Asturias. La región cuenta con varios “streamers” –creadores de contenido– que buscan evadirse de la situación y, a largo plazo, profesionalizar su pasión por los videojuegos. La plataforma creció en 2020 un 30% y es la fórmula perfecta para socializar sin tocarse ni respirar el mismo aire. “Las cuarentenas han incrementado nuestra necesidad de convertirnos en emisores de contenido. Twitch, además, ha sabido incorporar un elemento diferencial: la interacción en tiempo real con la audiencia”. Así explica la experta en comunicación Elena Neira el éxito de esta red de emisiones en directo (streaming) en la que muchos jóvenes han encontrado un filón.

Para Jennifer Torre, más conocida en Twitch como CaoticJenn, meterse en esta red es toda una terapia. Esta joven natural de El Entrego que vive en Avilés no sólo escapa de la pandemia gracias a la red, sino que consigue mitigar el dolor que le produjo la muerte de su padre por un cáncer a mediados del año pasado. “Me ayuda mucho psicológicamente porque me desconecta del mundo real durante unas horas, interactúo con la gente y doy contenido que entretiene”, explica. Tiene claro el objetivo de su canal: ayudar a otras personas como ella a evadirse en momentos difíciles y divertirse un rato. Su afición por los videojuegos empezó de pequeña, con Mario Bross en la Nintendo NES. Ahora tiene 27 años, estudia informática y hace dos meses se ha abierto un canal en Twitch para compartir su afición con otras personas. Sus juegos favoritos son el “Guild Wars 2” –del tipo “mmorpg” o juegos de rol multijugador–, el “League Of Legends” –de la categoría “moba” o estrategia en tiempo real– y los de suspense, acción y aventura como el “The Last of Us 2”.

“Me ayuda mucho psicológicamente porque me desconecta del mundo real durante unas horas, interactúo con la gente y doy contenido que entretiene”

decoration

A CaoticJenn la sigue gente de España, pero también de Latinoamérica. A medida que le mete horas al canal –hace directos casi a diario de unas dos horas– el número de seguidores crece. Los ingresos, no suben tan rápido. Sabe que es un trabajo de fondo. “Todo depende de la cantidad de seguidores que tengas, de si tienes patrocinios de marcas (ropa, electrónica, revistas, comida, videojuegos), de lo que interactúa la gente y de los anuncios que ponga la plataforma”, detalla. En sus directos bromea sobre su PC, que va “a pedales”, y sugiere a las marcas de ordenadores que la patrocinen o colaboren con ella. Hasta el momento, no teme decirlo, ha ganado sólo “unos euros”.

Esta es la realidad de muchos “streamers” (creadores de contenido) de Twitch. Juegan mucho y ganan poco. No pueden compararse con los pesos pesados de la plataforma como Ibai Llanos, El Rubius o el estadounidense Ninja, que embolsa al mes medio millón de euros.

Pero hay un plan B. Preparar torneos de videojuegos online “donde sí se gana mucho dinero”, explica Torre. Este tipo de eventos de esports –competiciones online que arrastran a millones de personas– cuentan con patrocinadores y se retransmiten a través de Twitch como si fuese la Super Bowl. Tienen patrocinios, varios presentadores, realización y todo tipo de efectos. Bajo el nombre de “Kaotyc Esports”, Jennifer entrena junto a José Luis Méndez (Mexican Fugitive) e Iván Pérez para participar en CDA y Circuito Tormenta (competiciones del juego “League Of Legends”).

“Para mantener al equipo unido y activo hace falta mucha práctica aunque sea con ligas o torneos de nivel bajo, de estos que se pueden encontrar online”. Es la clave de José Luis Méndez, uno de los integrantes del equipo Kaotyc Esports. Tiene 25 años, compartió estudios de informática con Jennifer Torre y creó su canal en Twitch casi a la par que la avilesina. Su filosofía para ser el mejor en este tipo de eventos es “demostrar seriedad y no detenerse”. Se entrena a diario para estas competiciones mientras va implementando mejoras a su canal, como una buena cámara para hacer directos. “En mi Twitch la tónica es relajada y me gusta fomentar una ‘locura sana’”, explica.

Twitch contra Youtube

Retransmitir en Twitch es más sencillo que subir vídeos a Youtube. Sólo hay que darle a un botón para comenzar el directo, como si se hiciese una videollamada. No hay edición posterior. Los aficionados a los videojuegos han encontrado “una forma fácil de realizar directos con un contacto directo con los espectadores y, a la par, han generado una nueva forma de monetización”. Es la visión de Gisela Vaquero, profesora del Máster de Diseño y Programación de Videojuegos de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC). Tiene claro que es una plataforma en proyección: “Con el tiempo, Twitch no sólo mantendrá a sus actuales usuarios, sino que adquirirá muchos nuevos y de edades más diversas”.

Los centennials -nacidos entre 1995 y 2005- y millennials -de 1980 a 1995- son los más asiduos a esta red. Hay más hombres (65%) que mujeres (35%), aunque en los últimos años estos datos comienzan a equipararse

decoration

A más audiencia, más amplitud de temáticas. Los “gamers” abren paso a otros creadores de contenido. La categoría que más ha crecido durante la pandemia fue “Just Chatting” (simplemente charlar). A Twitch ya han llegado cantantes, influencers o divulgadores. Algunos ejemplos. La modelo Laura Escanes charla con sus seguidores a través de esta plataforma. La cantante Bely Besarte toca en directo. El cómico Ángel Martín emite todos los días “Las mañanas de AM”. El futbolista Neymar muestra sus partidas de videojuegos. El periodista y youtuber especializado en política estadounidense Emilio Doménech (alias “Nanisimo”) le saca partido a esta red social para difundir información y se hizo popular analizando la campaña electoral estadounidense.

El canal de “Nanisimo” es uno de los más conocidos por sus intervenciones en televisión. A mediados de enero introdujo a la experta en comunicación y profesora de ciencias de la información en la UOC Elena Neira en el mundillo Twitch. Se estrenó en un directo sobre la guerra de los contenidos en “streaming” y se quedó sorprendida con lo que descubrió. “Tuvimos una audiencia del carajo, una interacción brutal y, al terminar, la gente me escribía por Twitter”, cuenta Neira. Tras el éxito de su intervención, ha llegado a la conclusión de que este nuevo canal permite llegar “a las audiencias más esquivas de los medios tradicionales y los comunicadores pueden llegar a una audiencia que no está consumiendo otro tipo de medios”.

“Youtube está envejeciendo. Sus usuarios son ahora más mayores. Twitch permite alcanzar a las audiencias más esquivas a otros medios de comunicación”

decoration

La plataforma de Amazon ha venido para conquistar al público más joven. “Youtube está envejeciendo. Sus usuarios son ahora más mayores”, argumenta Neira, que ve muy clara la intención de Amazon con la compra de Twitch en 2014 por 820 millones de euros: abrir una puerta a la juventud a su ecosistema. “Sus compras siempre son estratégicas y tienen que ver con el rejuvenecimiento de su audiencia potencial. En este caso, todavía cuesta ver la rentabilidad de esta plataforma, pero de momento la avalan los datos de crecimiento”.

¿Se gana dinero en Twitch?

Acceder a Twitch es gratis, pero se puede apoyar a los creadores de contenido con suscripciones de 5, 10 y 25 euros mensuales -algo similar al modelo que implantó hace unos meses Youtube-. Esto permite, entre otras cosas, evitar anuncios. Aunque los usuarios de Amazon Prime tampoco tienen publicidad. Y luego están los “cheers”, una moneda interna que se puede comprar para enviar mensajes en pantalla durante la retransmisión. 

Por otro lado está lo que paga Amazon a los “streamers”: se reparten al 50% lo generado con las visualizaciones de los vídeos.

Cifras de vértigo

Twitch, que nació en 2007, ha explotado en plena pandemia. Al día, recibe 17,5 millones de visitantes que acceden al contenido de más de 4 millones de personas que realizan directos en Twitch, según los datos de la plataforma. Este mes de enero, el pico más alto de espectadores ha sido 6,5 millones de personas. En las Campanadas, Ibai Llanos superó a la Sexta y Cuatro en telespectadores. 

Compartir el artículo

stats