Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reportaje

Pistas para el despegue de Asturias

Los expertos observan grandes potencialidades en el Principado y llaman a idear proyectos adecuados para aprovechar los fondos europeos y revertir el declive permanente que se registra desde hace 45 años

Pistas para el despegue de Asturias

Pistas para el despegue de Asturias

Asturias tiene futuro. El mensaje, pleno de optimismo y esperanza, parece chocar con el retrato que tres informes diferentes han hecho de la región con apenas unos días de diferencia. Porque, ciñéndose únicamente a los números y a los porcentajes, el Principado está a la cola de España en casi todos los indicadores positivos –PIB, tasa de actividad, inversión, natalidad, población activa...– y encabeza la mayoría de los negativos –envejecimiento, población desocupada, desempleo estructural...–. Una situación que no ha hecho más que empeorar en los últimos 45 años. Pero se ve luz al final del túnel: junto a esa radiografía deprimente los autores de los informes advierten en la región grandes potencialidades que, bien aprovechadas, pueden reconducir las tendencias adversas y acabar con el declive permanente.

El Principado dedicó casi toda la primera tanda de ayudas europeas a paliar su déficit histórico en materia de infraestructuras. Las inversiones sirvieron para incorporar a Asturias a la modernidad, pero no lograron propiciar el despegue económico. Se anuncia ahora una segunda serie de ayudas comunitarias, multimillonaria. Una oportunidad que, según los economistas, hay que aprovechar para, de una vez por todas, dar carpetazo a la inacabable reconversión de Asturias. Pero, antes, deben conocerse las debilidades de la economía asturiana, para a continuación buscarles remedio. El economista Fernando Rubiera apunta la necesidad de diseñar el “Proyecto Asturias”, un “plan de proyectos” para aprovechar las fortalezas de la región y que las inversiones generen crecimiento económico, prosperidad.

Los fondos europeos son “una gran oportunidad para sentar las bases de una nueva economía mucho más próspera”

decoration

El también economista Esteban Fernández Vázquez resalta que Asturias debe aprovechar los fondos europeos dentro de una “estrategia de especialización inteligente”, apostando por actividades “ganadoras”, aquellas que tienen mejores condiciones para competir. Señala tres “ejes estratégicos”. El primero, la cadena de valor ligada al sector agroalimentario, desde la agricultura y la ganadería hasta las actividades del sector servicios relacionadas con la hostelería de calidad, pasando por la industria transformadora. El Principado tiene niveles de productividad y especialización superiores a la mayor parte de Europa en este apartado. Y el sector es “dinamizador” y tiene “alta capacidad de arrastre”.

El segundo eje es el vinculado al metal. “No solo la siderurgia, sino todo el entramado de actividades vinculadas al metal”, en las que, también, Asturias aventaja a la mayor parte de la Unión Europea. El tercer eje se refiere al sector energético y la “evolución que ocasionará la descarbonización”. Aunque este proceso genera “amenazas”, también debe verse “como una oportunidad”, por ejemplo, para “aprovechar infraestructuras e inversiones de épocas pasadas”.

Los expertos observan grandes potencialidades en el Principado y llaman a idear proyectos adecuados para aprovechar los fondos europeos y revertir el declive permanente que se registra desde hace 45 años

decoration

Pero, ante todo, debe elaborarse un “proyecto de región a largo plazo”, que señale las “líneas maestras” que deberían quedar “fuera de la arena política y electoral” y ser fruto de un amplio consenso, según el economista y profesor de la Universidad de Oviedo. “No se trata únicamente de elaborar proyectos para captar fondos europeos: son un medio, no un fin”. El resultado de las inversiones realizadas con los fondos europeos anteriores está a la vista. “Ahora hay que aprender para no repetir errores. Tenemos una segunda oportunidad, algo que no siempre ocurre, y hay que aprovecharla”, opina. Una necesidad imperiosa es, en su opinión, afrontar el desplome demográfico que padece Asturias. El “problema” es que los réditos de las medidas que se pueden adoptar para afrontarlo no aparecerán “ni en cuatro, ni en ocho, ni en diez años, sino a largo plazo, en quince o veinte años”. Y eso exige “consenso, pensar un poco más allá, ponernos de acuerdo en las líneas maestras, para que se apliquen sea cual sea el color político del partido que coyunturalmente ocupe el Gobierno”, subraya.

La Cruz de la Victoria en el puerto de Marabio, Teverga. MIKI LÓPEZ

LAS DEBILIDADES

Desierto demográfico

La población creció en 11,5 millones en España desde 1975, pero descendió en Asturias. El informe “45 años de evolución económica, social y empresarial de las comunidades autónomas en España”, elaborado por la Cámara de Comercio de España y el Consejo General de Economistas de España, señala esa realidad como uno de los más graves problemas a resolver. Además, aumentó el porcentaje de población de la tercera edad y la escasa inmigración extranjera, aunque ha paliado en parte la contracción demográfica, no compensa la dinámica natural regresiva y la salida de asturianos fuera de la región. “En términos europeos, casi un tercio del territorio asturiano se halla en una situación de desierto demográfico”, alerta el “Diagnóstico estratégico de la economía del Principado de Asturias”, indica CaixaBank Research.

Pérdida de talento joven

La combinación de población envejecida y dispersa eleva los costes de la gestión de los servicios públicos, lo que, unido a la baja tasa de actividad, la disminución del número de ocupados, el desempleo estructural y los desajustes entre la formación y la demanda del mercado laboral, ha complicado el panorama socioeconómico de la región y ha motivado la emigración de muchos jóvenes asturianos cualificados, recoge el informe de CaixaBank. Y la tasa de actividad, el mayor descenso en España en estas cuatro décadas y media corresponde a Galicia y Asturias. Revertir estas situaciones ha de ser objetivo prioritario, según los expertos consultados.

Población activa a la baja

Entre 1975 y 2020 se ha registrado en España un fuerte crecimiento de la población en disposición de trabajar. En Asturias ha disminuido. Tanto que el porcentaje de población activa sobre el total ha sufrido en una “caída significativa”, que en el ranking por regiones la ha hecho pasar del quinto puesto que ocupaba en 1975 al último en 2020. También ha caído la tasa de ocupación. Además, el menor crecimiento de la inversión se registró en Asturias y el País Vasco, lo que provoca que hayan perdido peso relativo en su aportación a la inversión nacional.

Caída de la productividad

El producto interior bruto (PIB) de Asturias cayó 0,5 puntos desde 1975, y el peso de la región en el PIB nacional, más del doble. Consecuencia: de ser en 1975 una de las regiones más ricas de España, ha pasado a estar por debajo de la media. Las modificaciones del tejido productivo regional, sobre todo el debilitamiento de la industria, explican la situación, aunque también influye que la productividad en el trabajo haya sufrido un “empeoramiento significativo” en Asturias, según la Cámara de Comercio de España.

LAS FORTALEZAS

Activos valiosos

“El Principado cuenta con valiosos activos para paliar y reconducir las tendencias adversas”, según CaixaBank. “Los recursos ambientales y la biodiversidad, el patrimonio natural y cultural, la menor presión del territorio, la franja litoral más intacta del país, el bienestar que proporciona la cobertura y calidad de los servicios públicos, el nivel alcanzado por las infraestructuras de transporte tanto para la vertebración interna como en la apertura exterior, son claros ejemplos de ello”, añade el documento. El director territorial norte de CaixaBank, Juan Pedro Badiola, destacó durante la presentación del informe la “base sólida” que tiene Asturias para afrontar una “recuperación de garantías”. Y añadió: “Asturias está bien preparada para el desafío al que nos enfrentaremos ante la recuperación post covid-19”.

Recuperación muy rápida

El último informe “Situación Asturias”, de BBVA Research, advierte también un comportamiento “algo mejor” de la economía asturiana en comparación con la española. “El menor peso relativo de los sectores de consumo social favoreció una recuperación más rápida y un impacto final inferior en la demanda interna. Además, las exportaciones asturianas de bienes casi habrían recuperado, en la segunda mitad de 2020, el nivel alcanzado a finales de 2019”, recoge el texto, que prevé que se creen en la región 14.000 nuevos empleos hasta 2022. “Con ello, la tasa de paro asturiana se reduciría hasta el 13,3 por ciento, seis décimas por debajo de la media nacional y nueve por debajo de la tasa de 2019”, detalla el BBVA.

Aprovechar las ayudas europeas

“Los fondos europeos son una gran oportunidad no solo para impulsar la recuperación, sino también para sentar las bases de una economía más próspera a medio y largo plazo”, señaló en el mismo acto Enric Fernández, director corporativo de planificación estratégica y estudios de CaixaBank. Pero en esta ocasión las ayudas ya no se repartirán con ópticas puramente redistributivas, como ocurrió con la tanda anterior. Ahora solo se subvencionarán proyectos si existen garantías de que tendrán impacto en el crecimiento económico. Un crecimiento que además ha de ser “inteligente, sostenible e integrador”.

Proyectos innovadores

La promoción de nuevos usos para las instalaciones mineras en desuso, convirtiéndolas en nuevos polos de actividades innovadoras, las actividades de economía circular y la revalorización ambiental, paisajística y turística amplían las opciones de desarrollo. Pero harán falta “proyectos innovadores y de inversión verde, así como avanzar en la diversificación económica”, recoge el informe de CaixaBank, que apunta asimismo a la necesidad de seguir apostando por el sector metalúrgico –y las actividades integradas en su cadena de valor–, al ser el principal motor industrial y la especialización más relevante de la región.

Gran potencial turístico

El sector servicios ha registrado un fortísimo crecimiento en el Principado desde 1975. Y tiene aún mucha potencialidad. CaixaBank señala que existen múltiples oportunidades de desarrollo sostenible, comenzando por “el turismo en sus múltiples formatos, la atracción residencial o el teletrabajo, los productos agroalimentarios ecológicos y de calidad vinculados al territorio, las energías renovables, sin olvidar los servicios colectivos y las actividades industriales compatibles con el medio”. En el apartado de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), Asturias se sitúa en el “segmento de innovadores moderados”. Es un aspecto a mejorar, apuntan los economistas.

Cultura industrial

Una de las “fortalezas” del Principado es su cultura industrial, “con empresas importantes y trabajadores cualificados”, subraya José Manuel Ferreira, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Oviedo. “Asturias es un lugar atractivo para nuevas inversiones”, añade, aunque el reto principal sigue siendo “generar actividad económica y empleo de calidad”. Para ello “el foco debe de ponerse en las empresas”, opina. Juzga “prioritario” aprovechar “de manera eficaz” los nuevos fondos europeos y apunta en qué utilizarlos: “La digitalización integral de la región y el fomento de industrias innovadoras y tecnológicas en sectores emergentes como el biosanitario, las tecnologías de la información y la comunicación, nanomateriales, inteligencia artificial, alimentación o industria cultural, compaginándolo con la industria tradicional y el empuje de servicios y hostelería”.

La variante de Pajares, clave

La llegada de la alta velocidad no solo supondrá alcanzar una antigua aspiración regional y saldar una “deuda histórica” del Estado con Asturias, sino que será también “clave” para incrementar “las posibilidades de desarrollo socioeconómico y cohesión territorial”, apunta CaixaBank. El Ministerio de Transportes ha prometido que las obras finalizarán este año y que el primer AVE llegará una vez superada la circulación en pruebas. La conclusión de la entidad bancaria es que Asturias está en un “momento histórico crucial” y que todos los activos citados se complementan o retroalimentan y pueden posicionar a la región “entre las regiones atractivas para residir, emprender e invertir”.

Compartir el artículo

stats