DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así viene el verano: guía para disfrutar del retorno de las fiestas en Asturias, pero con mucha precaución

Los organizadores de los grandes eventos estivales de la región preparan ya un calendario con más afluencia que en el verano anterior, pero aún marcado por las restricciones sanitarias contra el covid

La celebración del Descenso del Sella en 2018.

La celebración del Descenso del Sella en 2018.

Esta información ha sido realizada por Tania CASCUDO, Sara ARIAS, B. GARCÍA, P. PALOMO, Amaya P. GION, Lucas BLANCO, Demelsa ÁLVAREZ y A. VELASCO.

Este verano y hasta septiembre, habrá fiesta, pero con mesura. Aunque la vacunación avanza y todo el país, incluida Asturias, va camino de la ansiada “inmunidad de rebaño” contra el coronavirus, los actos que se organizarán este verano, aunque más abiertos a la afluencia de público que en el anterior, aún estarán marcados por las medidas sanitarias para contener la expansión del coronavirus. Esta es una guía para disfrutar, comarca a comarca, fiesta a fiesta, de todos los grandes actos festivos o musicales previstos para los meses estivales.

Oviedo

San Mateo. El Ayuntamiento de Oviedo está preparando una edición de San Mateo que tendrá lugar del 10 al 21 de septiembre con “un nuevo modelo”. Oviedo apuesta por sustituir los chiringuitos clásicos de los últimos 30 años por casetas gestionadas por hosteleros locales. La duda está en si los conciertos volverán al recinto abierto de la Losa, como ocurrió en 2019, o bien se organizan en el Auditorio con aforos adaptados a la normativa covid.

Festival VeSu. El festival ovetense VeSu, la gran cita indie del verano asturiano en Oviedo, que ya ha confirmado que se celebrará del 1 al 4 de julio en la fábrica de armas de La Vega. Íñigo Domínguez, uno de los responsables de la cita “indie” del verano ovetense, explica que ellos también trabajan con el mismo protocolo del año pasado. Eso supone conciertos al aire libre con un aforo de 300 personas, sentadas y guardando la distancia. Eso sí, espera que con el fin del estado de alarma y la mejoría de las condiciones sanitarias se pueda llegar hasta las 500 personas e incluso sentadas por parejas de amigos o convivientes.

Festival Cafca. El festival de artes escénicas Cafca está todavía pendiente de confirmar fechas, pero podría celebrarse entre el 25 y el 27 de junio con varios puntos emblemáticos con de la ciudad como escenario de representaciones teatrales y otras actividades relacionadas con el sector. A priori habrá aforos limitados y controlados, si bien la Fundación Municipal de Cultura está a la espera de las decisiones de las autoridades sanitarias para establecer unas cifras de máxima afluencia.

Gijón

Fiestas de prao. En Gijón, no hay ninguna parroquia que tenga previsión de celebrar fiestas de prao. La mayoría de las comisiones de festejos ya han anunciado que por segundo año consecutivo no realizarán celebraciones en las parroquias de la zona rural del concejo.

Festivales. En cuanto a las citas grandes del calendario estival, la ciudad volverá a disfrutar de una edición deslocalizada de Metrópoli, que programará 20 conciertos en la plaza de toros de El Bibio. Están ya confirmadas algunas actuaciones como las de “Estopa”, “Hombres G”, “Taburete”, Vanesa Martín, Bad Gyal y Andrés Suárez, entre otros.

Tradicionalmente celebrado en mayo, pero por cuestiones sanitarias aplazado a finales de julio, el certamen de música electrónica LEV Festival cumplirá 15 años como una referencia en Gijón, esta vez sin el apoyo económico del Principado.

Quienes han vuelto a cancelar su certamen son los responsables del Tsunami Xixón, el popular festival de música rock y punk que se celebra en la Universidad Laboral, también a finales de julio. Volverá para la próxima edición.

El Festival Aéreo, otro de los clásicos del verano gijonés, tampoco regresará este año tras la cancelación de la edición del 2020.

“Semana negra”. La “Semana negra”, el certamen literario de novela negra sí que estará. Tendrá lugar en el Muelle y se celebrará entre el 9 y el 18 de julio.

Feria. También habrá este curso Feria de Muestras de Asturias, tras la suspensión del año pasado por el coronavirus. El certamen se celebrará en el recinto ferial Luis Adaro del 7 de agosto al 22 de ese mismo mes. Coincidirá en parte con la Semana Grande, de la que aún no se conocen muchos datos de las celebraciones con las que contará.

Avilés

Foguera de Trasona (Corvera). La Foguera de San Juan junto al embalse de Trasona, Fiesta de Interés Turístico Regional, es la primera gran folixa del verano en la comarca avilesina. A poco más de un mes de su celebración, el Ayuntamiento aún mantiene en el aire si habrá fiesta en la noche más corta del año. “La decisión se tomará en los primeros 10 días de junio en función de la situación y de cómo evolucionen los acontecimientos”, señalan desde el Consistorio. En cuanto a las fiestas del concejo, que se celebran en septiembre, el Ayuntamiento ha iniciado el proceso de contratación del alumbrado, orquestas, etcétera, pero ha incluido una cláusula que recoge que, dependiendo de la situación epidemiológica, a finales de agosto se podrían anular estos contratos sin ningún tipo de penalización. La premisa del Ayuntamiento es no organizar fiestas “para salir del paso”, sino que, de celebrarse, estas sean como las de antes. Y para ello es necesario que el contexto también sea el previo a la pandemia.

Fiestas de Piedras Blancas (Castrillón). Se celebran el primer fin de semana de julio y con la antigua normalidad eran un imán para los vecinos de la comarca avilesina. El Ayuntamiento castrillonense quiere recuperarlas en este 2021, con todas las cautelas, y aguarda a que se despeje el horizonte normativo. Que nadie espera que, de haberlas, las fiestas de Piedras Blancas vayan a ser las de las verbenas multitudinarias hasta altas horas de la madrugada. En lo que trabaja el Ayuntamiento es un modelo similar al de las fiestas avilesinas de San Agustín del año pasado: actuaciones y conciertos en la plaza Europa, con control de aforo, sin barra. Y a la una de la madrugada como muy tarde, todos en casa.

Fiestas de San Agustín (Avilés). Como todos los ayuntamientos, el de Avilés está a la espera de que florezcan las instrucciones y normativas de salud pública para actos y eventos festivos. “La idea es hacer programación pero de momento no tenemos nada avanzado que poder concretar hasta que no sepamos intenciones de Salud Pública. Estamos trabajando, como el año pasado, en una programación cultural con protocolos de organización y control que primen la seguridad. Estamos muy pendientes de los aforos que se permitan, puesto que es crucial para definir la programación”, explican desde el gobierno avilesino. Este año, además, el día grande (28 de agosto), cae en sábado.

Las Cuencas

San Xuan (Mieres). El Ayuntamiento de Mieres tiene previsto una nueva edición de San Xuan, aunque también con eventos con aforo limitado. Ya el año pasado, recién terminado el confinamiento, hubo una edición de “Esto no ye San Xuan”, en la que hubo conciertos al aire libre. Este año se plantea una fiesta similar, aunque probablemente con algún acto más, pero siempre respetando las normas covid, y la distancia de seguridad, y con controles de temperatura y toma de datos a los asistentes.

San Pedro (Langreo). Los organizadores de la fiesta del distrito langreano de La Felguera están a la expectativa del desarrollo de la pandemia y de las nuevas normativas. Aun así, no se hará la gran fiesta pre-pandemia, sino que la programación se limitará a algún concierto con aforo limitado, charangas por la calle o algún acto cultural.

Descenso Folklórico del Nalón (Laviana). Aunque no es definitivo, este 2021 tampoco habrá Descenso. Será la segunda edición que esta celebración se suspende por culpa de la pandemia. De hecho, desde la declaración del evento como fiesta de interés turístico nacional, los lavianeses no han podido disfrutar del río. Desde el Ayuntamiento señalan que aunque el descenso como tal no se llevará a cabo, al no ser posible la puesta en marcha de ventos con tantas aglomeraciones de gente, se está trabajando en un programa alternativo de actividades que cubra este hueco, y que ayude al sector hostelero y comercial a mantener actividad esas jornadas.

Occidente

San Timoteo. En el Noroccidente reina la incertidumbre con respecto a la posibilidad de hacer o no fiestas multitudinarias este verano. El presidente de la Cofradía de San Timoteo, Antonio Álvarez “Tono”, ve muy difícil que sea posible recuperar la multitudinaria romería luarquesa. “Estamos a la espera de noticias de Sanidad. Sinceramente creo que no será posible, qué más quisiera yo”, apunta. Cree que la celebración de este año volverá a ser muy parecida a la del año pasado, cuando solo se programaron actividades culturales con aforos limitados.

Porcía. Muy parecida es la opinión del presidente de la asociación cultural franquina Alameda, Pepe Pérez. Este colectivo organiza la popular romería de Nuestra Señora de los Remedios o jira de Porcía, que se hace cada 8 de septiembre. “De momento no sabemos nada, habrá que esperar a ver qué pasa, pero, de momento, lo veo complicado”, apunta. Sobre todo, dice, porque para ellos es fundamental disponer de bares con barra en las fiestas, pues, de ahí, sale buena parte de su presupuesto.

El Carmen y la Magdalena de Cangas del Narcea. La presidenta de la Comisión de festejos (COFECA), la edil Laura Álvarez, asegura que están trabajando para organizar una serie de actividades para desarrollar en los días en los que se celebran las fiestas canguesas, entre el 14 y el 22 de julio, que supondrán la adaptación los festejos a la situación sanitaria actual. La idea que se plantean es poder organizar conciertos, en los que la gente pueda estar sentada, actividades infantiles y también mantener actos tradicionales como la lectura del pregón, que se realizará de manera online. “Estamos a la espera de la norma que pueda salir en los próximos días, para ver qué podemos preparar, pero hay que tener en cuenta que todo pende de un hilo, depende de la situación del momento”, explica Álvarez.

San Roque en Tineo. En Tineo también descartan celebrar las fiestas tal y como se conocen. No obstante, en los planes de la concejalía de Festejos está organizar actividades culturales a lo largo de todo el verano, igual que ya habían hecho el año pasado, en el que los tinetenses pudieron disfrutar de cine, conciertos y teatro al aire libre en la plaza del Ayuntamiento. “Es probable que para los días de San Roque se incrementen las actividades, pero seguirán siendo en el formato que establezcan los protocolos”, explica el edil Noé García.

Oriente

San Antonio, Cangas de Onís. El 13 de junio, la organización confía en poder desarrollar los actos religiosos, especialmente la procesión. Este año imprimirán el libro de la programación de las fiestas sin coste para los anunciantes, debido a las dificultades vividas por los diferentes negocios durante la pandemia.

La Magdalena, Llanes. A la espera de la favorable evolución de la pandemia, los organizadores de esta fiesta que se celebra el 22 de julio, esperan poder procesionar. La programación se reducirá a los actos religiosos, respetando siempre las medidas sanitarias, distancia social y uso de mascarilla.

El sella. El Descenso Internacional del Sella será 7 de agosto. Hay un plazo de un mes para confirmar si se celebra o no. El Descenso del Sella debería anunciar su próxima edición a mediados del mes de junio. A espera de una normativa nacional que se pronuncie sobre la celebración de eventos multitudinarios, aún son muchos los organismos con los que colaboran para la celebración social, la más difícil de gestionar de cara a evitar aglomeraciones y cumplir con las restricciones sanitarias.

San Roque, Llanes. El Bando de San Roque continua a la espera de conocer la normativa general para la celebración de este tipo de eventos. Para el 16 de agosto descartan prácticamente la celebración de verbenas pero confían en poder programar otras actividades si la evolución de la pandemia lo permite. En cualquier caso, la prioridad está en garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias y la seguridad de todos.

Día de Asturias, Covadonga, Cangas de Onís. Aún con tiempo para organizar los festejos del 8 de septiembre, si la situación sanitaria lo permitiese, la organización de fiestas confía en poder celebrar alguno de los actos típicos de esta celebración, como los conciertos. Toda la programación queda sujeta a la evolución de la situación sanitaria.

La Guía, Llanes. Para el 8 de septiembre se valora la posibilidad de ofrecer una programación alternativa a los festejos habituales. El Bando de la Guía se ha hecho cargo de la confección del nuevo manto de la patrona, que luce en su capilla, esperando la visita de todos sus devotos durante este mes de mayo.

Bajo Nalón

Xiringüelu de Pravia. La cofradía del Xiringüelu de Pravia de momento no ve posible la celebración de la romería, que se celebra el primer domingo después del primer jueves de agosto en el prau de Salcedo. El colectivo está “a la expectativa”, señala su presidente, Adolfo Marcos, del avance de la situación sanitaria en los próximos meses. Y, en todo caso, de poder organizar algún acto “será pequeño, que no conlleve riesgo y siempre que esté autorizado”. Tampoco se plantean cambiar de fecha el festejo como han hecho, por ejemplo, en Valencia con las Fallas.

Carreño

La Sardina. Agosto es uno de los meses más esperados en Candás, sobre todo porque arranca siempre con el Festival de la Sardina, evento festivo multitudinario por excelencia en Carreño y que congrega a visitantes de todo el Principado e incluso de más allá de las fronteras de la comunidad. El año pasado no se pudo celebrar, debido a la situación derivada de la pandemia, y la incógnita de poder recuperarlo este verano se mantiene, aunque no está ni mucho menos descartado, igual que sucede con las Fiestas del Cristo, ya enmarcadas en el mes de septiembre. Los próximos días serán claves.

En las próximas semanas se valorará cómo se afronta tanto el Festival de la Sardina, enmarcado en las Fiestas de San Félix a principios de agosto, como las Fiestas del Cristo, a mediados del mes siguiente. De todas formas, lo que sí que está ya previsto desde el Ayuntamiento de Carreño son las actividades culturales alternativas que se desarrollarán. Todos los jueves de julio y agosto habrá el ciclo “Cultura en Plaza”, aparte del cine al aire libre y actividades en el teatro. El ambiente festivo más puro, de reunión y baile, sigue pendiente de la evolución de la pandemia.

Siero

El Carmín. Las fiestas del Carmín regresarán este año tras la cancelación de la pasada edición. Por ahora, los organizadores aún no tienen claro cómo se podrá desarrollar, si habrá la tradicional romería, con alguna limitación de aforo y forma, o simplemente se programarán algunas actividades de animación por Pola de Siero, coincidiendo con la fecha.

El Carbayu. La tradicional fiesta de Lugones está prácticamente descartada. La organización da casi por imposible poder hacer algo más que la misa, debido a la afluencia masiva de personas habitual. Además, la falta de subvención municipal y el no haberla celebrado el año pasado ha dejado a los organizadores sin fondos para preparar un gran despliegue.

Comarca de la Sidra

Desembarco de Carlos V (Tazones y Villaviciosa). Al igual que la pasada edición, la organización ha cancelado todos los actos de esta recreación histórica catalogada Fiesta de Interés Turístico Regional, ante la imposibilidad de acoger tal magnitud de público en un espacio tan reducido como es el Puerto de Tazones. Se plantea repetir la exposición fotográfica que se instaló el año pasado por las calles del pueblo.

El Carmen (Torazu, Cabranes). La fiesta en honor a la Virgen del Carmen, incluida en la lista de Fiestas de Interés Turístico Regional, es una de las más multitudinarias del concejo. Aunque aún es pronto para hacer valoraciones, desde el Consistorio afirman que es posible que se pueda celebrar, adoptando ciertas medidas.

Compartir el artículo

stats