Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanes se prepara para lo mejor y quiere consolidarse entre los grandes destinos nacionales de verano

El sector turístico prevé una ocupación de récord, tiene miedo al brote imprevisible y actúa precavido siguiendo unas restricciones que deslucen la actividad sin les fiestes de práu

Ambiente juvenil en la calle mayor de Llanes.

Ambiente juvenil en la calle mayor de Llanes.

El sector turístico de Llanes suspira por repetir el éxito del verano pasado, cuando el concejo se situó entre los destinos nacionales con mayor aumento de visitantes y compitió de tú a tú con los líderes turísticos del Mediterráneo, hace solo unos años inalcanzables.

En agosto de 2020, en un tiempo marcado por la pandemia, el rastro de las señales de telefonía móvil permitió constatar que Llanes, que en invierno suma apenas 13.700 habitantes, llegó a contar en algún momento con 242.760 visitantes de día (excursionistas que no pernoctan en el destino), por los 154.578 del año anterior, lo que supuso un crecimiento del 57%, el tercero del país, solo por detrás de las alicantinas Altea y Calpe, según reveló el portal Hosteltur.

También entre los turistas (las personas que pernoctan entre 1 y 13 días en el destino) en agosto de 2020 Llanes batió récords: llegó a alcanzar los 111.744 visitantes, por los 67.300 del año anterior, lo que implica un crecimiento del 66%, solo superado, nuevamente, por clásicos del verano: Oropesa del Mar (Castellón) y los gaditanos Barbate y Tarifa.

el rastro de las señales de telefonía móvil permitió constatar que Llanes, que en invierno suma apenas 13.700 habitantes, llegó a contar en algún momento con 242.760 visitantes de día

decoration

Llanes también se situó en los primeros puestos nacionales en ocupación, pues buena parte de los negocios del concejo llegaron a poner el cartel de “completo” durante buena parte del mes de agosto. La ocupación media se situó el año pasado en los hoteles llaniscos el 65% en julio y en el 75% en agosto. En 2019 se había quedado en Llanes en el 60% en julio y en el 68% en agosto.

En los alojamientos rurales, apartamentos y viviendas turísticas el porcentaje de ocupación fue muy superior, cercano al cien por ciento, lo que también puede aplicarse al sector del camping. Los empresarios creen posible igualar, e incluso superar estos datos este año. Mimbres hay, aseguran.

Según los datos que manejan el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Sistema de Información Turística de Asturias (SITA), el año pasado Llanes sumaba 16.599 plazas, entre hoteles (2.067), hostales (61), pensiones (322), hoteles rurales (404), casas de aldea (950), alojamientos turísticos rurales (997), camping (7.423), apartamentos turísticos (1.543), albergues (558), viviendas de uso turístico (603) y viviendas vacacionales (1.671).

Este año el número de plazas será sensiblemente mayor, casi 19.000, sobre todo por el enorme crecimiento del número de viviendas vacacionales y de uso turístico. Pero algunos expertos estiman que hay otras tantas plazas ilegales en el concejo, con lo que el total no estará lejos de las 38.000. Había 10.000 en 1997. Casi cuatro veces más que hace un cuarto de siglo.

La estancia media ha crecido notablemente, un dato importante para los empresarios del sector. En 2019 y los años previos la estancia media estaba en el entorno de 3 días por persona. El año pasado aumentó hasta 3,54 días

decoration

Hasta 2019 el 88% de los turistas de Llanes eran españoles y el 12%, extranjeros. El año pasado los extranjeros cayeron hasta el 2%, y este año solo el Camino de Santiago puede mejorar este ultimo porcentaje, auguran los emprendedores.

El turismo nacional también ha cambiado: aunque Madrid sigue siendo el principal origen de los turistas, Castilla y León ha superado al País Vasco. Y han crecido notablemente las llegadas desde Cataluña y Andalucía.

La estancia media ha crecido notablemente, un dato importante para los empresarios del sector. En 2019 y los años previos la estancia media estaba en el entorno de 3 días por persona. El año pasado aumentó hasta 3,54 días. Aunque no hay datos oficiales, los entendidos sostienen que el incremento ha sido aún mayor en los alojamientos rurales y en los apartamentos y viviendas turísticas.

Una familia veraneante en la villa.

Una familia veraneante en la villa. Ramón DÍAZ

José Alberto Concha, presidente de Hostelería y Turismo (OTEA) en Llanes, admite que las expectativas son “buenas”, pese a que junio fue un mes con menos ocupación de la esperada. “Sin el turismo extranjero, hemos estado condenados a trabajar solo los finales de semana, pero percibimos el cariño de nuestros clientes y las ganas de venir. Son ‘fans’ de la ‘marca Llanes’, un valor extraordinario, que les cuesta a empresas y destinos de todo el mundo inversiones multimillonarios y grandes esfuerzos”.

“Este será un buen verano en la medida en que seamos capaces de mantener las medidas de seguridad y actuar con responsabilidad, porque la pandemia no ha acabado”, apuntó Concha, quien reclamó a las autoridades que controlen el “crecimiento desmedido” de pisos y viviendas turísticos, “sin control ni aforo, y muchos de ellos en la ilegalidad porque pueden crear problemas”.

“Hemos generado confianza y lo peor sería que la perdiéramos por el desmadre de un brote”, dijo Concha, quien destacó que las empresas del concejo llanisco tienen “mucho arraigo, muchas de ellas son de tercera y cuarta generación. Los negocios están muy implicados en la defensa de la zona”.

Para José Alberto Concha este verano no debe mirarse en términos de ocupación, sino ver cuántas de las personas que van a visitar Llanes por primera vez “se harán ‘fans’, recomendarán el destino y volverán

decoration

Para Concha, este verano no debe mirarse en términos de ocupación, sino ver cuántas de las personas que van a visitar Llanes por primera vez “se harán ‘fans’, recomendarán el destino y volverán. Si queremos un turismo sostenible nos jugamos un partido decisivo, una final. Llevamos muchísimos meses sin trabajar y necesitamos ingresos pero es muy importante que seamos conscientes todos, administración, vecinos y empresas, de que lo que hagamos este verano nos pondrá en una posición de salida para el postcovid”.

En su opinión, muchas de las motivaciones de los “clientes postcovid”, como la búsqueda de “lugares seguros, naturaleza, familia, sitios pequeños, gastronomía, productos de cercanía… forman parte del ADN de Llanes y de Asturias. Si lo sabemos hacer lograremos un escenario fantástico” para el futuro. En la actual situación, en la que muchos turistas que hacían viajes de larga distancia se acercan a lugares como Llanes, la pregunta “clave” es, según Concha: “¿Qué vamos a hacer para que vuelvan?”

Este verano tampoco habrá presencia extranjera. Se ven más turistas nacionales “prestados” por la ausencia de viajes de larga distancia o de personas que prefieren no utilizar el avión. Aunque el turismo familiar y el de disfrute del entorno natural siempre fueron dominantes en el concejo, este año se observa un repunte en ambos casos.

El puerto deportivo de Llanes, bajo ese tiempo en el que el verano se resiste a llegar.

Otro “reto” al que se enfrenta Llanes es la necesidad de recuperar la “desestacionalización que se había logrado en 2019, un año que fue “muy fuerte”, y en el que se registraron buenas ocupaciones en mayo, junio, septiembre y octubre, sobre todo gracias al Camino de Santiago, a los fines de semana y los puentes. Ahora hay que “pensar en septiembre y octubre como temporada alta”.

La pandemia impide que haya fiestes de práu y eso es un escollo. El turista busca “autenticidad, experiencias auténticas y no montajes tipo Disneylandia. Es fundamental mantener los pueblos y las costumbres. El turismo de Llanes siempre estuvo muy ligado a las fiestas populares”, resaltó Concha. La suspensión de romerías y verbenas influirá, “pero se volverán a hacer. Me preocupa más que en algunas localidades no sean capaces de organizarlas porque no hay comisiones o porque están desapareciendo, núcleos convertidos en urbanizaciones y una colección de viviendas turísticas, con las que el pueblo deja de tener sentido y su autenticidad desaparece”.

Uno de los principales atractivos turísticos de Llanes es la naturaleza. Concha recuerda que surge “de la interacción de la agricultura y la ganadería con el medio ambiente. Sostenible es el medio rural de los pastores”, añadió el empresario, que abogó por aprovechar los fondos europeos a la comercialización de productos procedentes de la agricultura, ganadería y la pesca locales, de manera que el turismo pueda ser “de verdad una palanca de desarrollo para el concejo”.

Ramón Álvarez, presidente de la Asociación de Cámpings de Asturias, sin datos concretos aún, intuye que los establecimientos de campada de Llanes estarán este verano “a tope”. Será mayoritariamente con campistas nacionales, porque del extranjero apenas han aparecido franceses y británicos, y los que mejor están respondiendo son los holandeses: “Hay un flujo incipiente. Ojalá julio y agosto sean parecidos a los del año pasado”.

En el octavo mes de año pasado se puso el cartel de “completo” casi todos los días. Es casi seguro que volverá a suceder. De hecho, “ya está todo prácticamente completo para agosto en alojamientos bajo techo, cabañas y bungalows”. Las reservas avanzan “a buen ritmo” en el camping. Y el sector de las autocaravanas, cuyos usuarios tienen alto poder adquisitivo, sigue al alza. Las sensaciones son “buenas. Llo único que hace falta es que la temporada de verano discurra con tranquilidad, sin incidencias”.

La playa del Sablón.

El Ayuntamiento es otra “pata” importante para el sector turístico. Iván García, concejal de Turismo de Llanes, está convencido de que el concejo va a estar “a tope de gente”. Su mayor preocupación es “el famoso nivel cuatro plus”, que se aplicaría en Llanes, en teoría, con poco más de 40 positivos, dada su población habitual. Una situación injusta para los concejos turísticos que multiplican su población en verano.

Las autocaravanas han dado en los últimos años severos quebraderos de cabeza a las autoridades locales: “Son incontrolables, da igual que las multes”. Lo mismo pasa con los botellones. “Siempre los hubo, solo que antes recogíamos antes de marchar. El problema es la falta de civismo. Hemos ido a peor, rompen carteles, tiran basuras... hay mucho vandalismo. Decían que de la pandemia saldríamos siendo mejores, pero parece que salimos bastante tocados de la cabeza”. Su augurio: “Con la cantidad de jóvenes que hay en Llanes, a las tres de la madrugada no se van a ir para casa: habrá botellones”. Frente a ello, la “concienciación” de la ciudadanía es “fundamental” para que un verano sin incidencias.

. Iván García, concejal de Turismo de Llanes, está convencido de que el concejo va a estar “a tope de gente”. Su mayor preocupación es “el famoso nivel cuatro plus”, que se aplicaría en Llanes, en teoría, con poco más de 40 positivos

decoration

Las autoridades locales tienen dificultades para controlar un concejo de 264 kilómetros cuadrados de superficie. “Es un problema común a otros concejos, que se debería afrontar tratando a Asturias como una unidad, como en aquellos lugares donde hay diputación. Habría que elaborar un plan turístico conjunto, porque los problemas son comunes en toda la región”.

Lejos de ello, cada administración va por su lado. “Por ejemplo, el Principado ha anunciado que habrá informadores en los bufones de Pría, pero en el Ayuntamiento no sabemos nada. Por otro lado, no tenemos competencia en materia de alojamientos ilegales”, lamentó.

García teme una marcha atrás en la desestacionalización que se había logrado en 2019, pero augura “una locura” en cuanto al número de visitantes en verano en los próximos ocho o diez años, porque “en el Sur no hay quien pare por el calor”.

No habrá fiestas populares en el concejo por las severas exigencias del Principado para eventos al aire libre, “imposibles de cumplir”. El Ayuntamiento apenas organizará actos este verano, porque es “imposible gestionar el entorno de los recintos en un lugar como Llanes, con calles estrechas y plazas a tope”, señaló García. Habrá, eso sí, algunos eventos (mercadillos, conciertos, teatro, cine…) en localidades como Posada, Nueva o Porrúa.

Compartir el artículo

stats