El nuevo SUV Qashqai que la marca japonesa Nissan lanza al mercado estrena la plataforma CMF-C perteneciente a la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. En dimensiones el nuevo Qashqai crece en todas sus cotas: mide 4,42 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,63 de alto.

El nuevo Qashqai, con aspecto atractivo y distinguido

A nivel estético los cambios más destacables son los nuevos faros delanteros bifurcados, las tomas de aire más marcadas y verticales, y una parrilla central más sencilla y grande. Estéticamente el cliente dispondra de una amplia gama de llantas de entre 17 y 20 pulgadas, 11 colores, 4 nuevos y 5 combinables con techo bitono.

El nuevo Qashqai, con aspecto atractivo y distinguido

En el interior, el espacioso habitáculo da un salto de calidad que se percibe en los materiales y acabados. El cuadro de mandos tiene pantalla de 12,3 pulgadas y el sistema multimedia una pantalla de 8 o 9”. También gana en maletero (450-504 litros) y se dota de un gran equipamiento de serie, tanto a nivel de entretenimiento como de seguridad, logrando las 5 estrellas EuroNCAP. La elección de la plataforma CMF-C permite reducir en 60 kilogramos el peso del vehículo y además mejorar un 41% más la rigidez estructural.

El nuevo Qashqai, con aspecto atractivo y distinguido

La única opción mecánica es una solución “mild-hybrid” disponible en dos niveles de potencia. Se trata de un motor turbo de 1.3 litros de gasolina, de 140 o 158 caballos, que incorpora un sistema de microhibridación de 12V y permite a todas las versiones obtener la etiqueta ECO. De serie viene equipado con un cambio manual de 6 velocidades y tracción delantera, que puede ser caja automática CVT y tracción integral en el de 158 c.v.. El consumo medio se sitúa entre los 6,3-6,5 litros cada 100 kilómetros dependiendo de la configuración escogida.

El Nissan Qashqai apareció en 2007 y fue desde el primer momento un éxito de ventas. Nissan revolucionó el mercado con un modelo que se convertiría en el verdadero precursor del segmento, popularizando y desencadenando las ventas masivas de los crossovers en el viejo continente.

Una auténtica revolución que convirtió al Qashqai en el rey indiscutible. Desde el año de su lanzamiento y de forma ininterrumpida se posicionó en lo más alto del ranking de ventas del segmento, llegando a los 5 millones de unidades vendidas en todo el mundo (más de 325.000 en España).

Un dato importante es que más del 90% de los Qashqai vendidos siguen en funcionamiento lo que demuestra su fiabilidad, y que tanto su diseño como su calidad mecánica resisten muy bien el paso de los años, siendo el modelo Nissan con la mayor fidelidad.

Nissan no ha escatimado en esfuerzos para dotar a esta tercera generación con unos ingredientes que aseguren la continuidad del éxito. El precio de acceso a la gama es de 24.650 €.