Cuidado si te llega este cargo de la DGT: niégate a pagarlo

Hay que estar atentos a los avisos de pagos que llegan al móvil

Cuidado si te llega este cargo de la DGT: niégate a pagarlo

Cuidado si te llega este cargo de la DGT: niégate a pagarlo / LNE

Son muchos los trámites que se hacen en el día a día con la Dirección General de Tráfico (DGT) y por algunos de ellos hay que pagar. También nos pueden llegar cargos absolutamente legítimos de la DGT, que tenemos que abonar de tiempo y forma. Pero hay que tener cuidado con los avisos que nos llegan al móvil, pues se nos puede colar alguno al que no tenemos que hacerle caso.

De este modo, ojo a los avisos de cargos de la DGT que nos llegan a nuestro smartphone. Y cuidado, sobre todo, con pinchar en el enlace que lo acompaña. Ante la duda, no hay que hacer caso del mensaje ni clicar en ningún enlace. En tal caso, ponerse en contacto con la correspondiente oficina de la DGT para comprobar si el aviso que no has llegado es cierto.

¿Por qué esta advertencia? Sencillamente, porque están proliferando las estafas que usan el nombre de la DGT para intentar conseguir dinero. Es el caso de la más reciente, en la que la comunicación indica en el intento de estafa que está pendiente el pago de una multa.

Y la osadía de los estafadores va a más. Pues, directamente, apremian para el pago de la falsa sanción. Hasta tal punto que el SMS dice: "DGT: dispone de 24 horas restantes para pagar su multa del (y ponen un fecha). Consulte en el siguiente enlace: xxxxxxxxx.xxx"

SMS de estafa en nombre de la DGT

SMS de estafa en nombre de la DGT / LNE

La cuestión es que si la persona que recibe el mensaje asume el engaño y entra en el enlace, los estafadores le pedirán datos para operar e intentar sacarle dinero de forma ilegal. Es por eso que hay que distinguir las comunicaciones oficiales de la DGT de aquellas que no lo son. Y en caso de duda, nunca hacer caso sino hacer la comprobación correspondiente en la oficina de la Dirección General de Tráfico.

Los delincuentes nunca descansan y cada vez extienden más el abanico de estafas a través del teléfono móvil. Además de la DGT, se hacen pasar por otras entidades como Correos, entidades bancarias, aseguradoras, compañías eléctricas y otras siglas con las que pretenden engañar a los ciudadanos.