Los Gijón Mariners se convierten en estatuas con el "reto del maniquí"