El padre Fueyo, un sportinguista como Dios manda

Los mejores momentos del capellán del Sporting