Una madre gijonesa entrega a sus dos hijos al padre, estadounidense