Protesta en la estación de autobuses de Gijón