29 de mayo de 2008
29.05.2008
 
La polémica por las guardias vespertinas en Primaria
 

El conflicto médico arrecia en el Valle con los primeros ceses y movilizaciones

l Medio centenar de facultativos se concentró en La Felguera
l Dimiten el director médico y la coordinadora del centro de El Entrego

29.05.2008 | 02:00
Los médicos de primaria, concentrados, ayer, frente al centro de salud de La Felguera.

Langreo, M. Á. G.

La tensión parece remitir en el conjunto de la región, pero arrecia en la comarca del Nalón. La onda expansiva del conflicto que vive la sanidad asturiana por la decisión del Principado de implantar guardias de tarde en los centros de salud se dejó notar ayer con toda su intensidad en el área sanitaria VIII. Medio centenar de médicos de atención primaria se concentró frente al centro de salud de La Felguera para expresar su malestar y reclamar los ceses del consejero, Ramón Quirós; del gerente del área, Jesús Matos, y de los coordinadores médicos y responsables de enfermería de todos los ambulatorios del Valle. Además, piden flexibilidad para seguir negociando y posponer la aplicación de las guardias obligatorias por las tardes, mientras se encuentra una solución.


Los facultativos, que el pasado lunes se habían reunido para preparar el calendario de movilizaciones, pasaron ayer a la acción con la convocatoria de una concentración frente al centro de salud de La Felguera (sede de la gerencia) que fue secundada por medio centenar de profesionales. Pertrechados con silbatos y pancartas, los médicos explicaron que la situación ya se ha cobrado dos dimisiones. «Hace unos días presentó su renuncia el director médico y hoy mismo (por ayer) lo ha hecho la coordinadora del centro de salud de El Entrego», apuntó Dolores Mirón, portavoz de los facultativos concentrados. Al conflicto que vive el colectivo de médicos de cabecera a nivel regional hay que sumar, en la comarca del Nalón, la situación vivida días atrás por las denuncias de los médicos suplentes, en desacuerdo con los criterios de selección.


Mirón pidió posponer la implantación del nuevo modelo de guardias (previsto en principio para el 1 de junio), al tiempo que demandó más «flexibilidad» y «coherencia» en la negociación para que el área VIII también pueda pactar su propio calendario, «igual que en Gijón o Avilés». En este contexto demandó el cese o dimisión de la gerencia y los coordinadores de área para que, en su caso, sean reemplazados por otros con mayor talante negociador. Además, la representante de los médicos expuso que no descartan nuevas medidas de presión si no se alcanzan acuerdos.


Los facultativos también hicieron público un comunicado en el que explicaron las causas de su protesta. «En nuestro ánimo sólo está la defensa de los puestos de trabajo actuales, la dignificación de nuestra actividad profesional diaria y el mantenimiento de una asistencia sanitaria de calidad a la población». El escrito explica, en esa línea, que la prestación de guardias en horario de tarde la viene realizando hasta ahora personal sanitario contratado de manera específica para ese cometido. «La modificación de tales términos supondría la desaparición inmediata o muy a corto plazo de los contratos vespertinos actuales».


El comunicado indica, además, que se produciría «un déficit importante en la calidad de la asistencia sanitaria prestada a la población al tener que prolongar el equipo sanitario de la mañana su jornada, alcanzando hasta 14 horas consecutivas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Canal esquí

Esquí

Toda la información sobre la nieve

Consulta la información más completa de las estaciones de esquí, el tiempo y el estado de la nieve

 
Enlaces recomendados: Premios Cine