Langreo, M. Á. G.

El grupo municipal de IU-BA en el Ayuntamiento de Langreo denunció que el concejo perderá este año 35.630 euros de la partida regional destinada a servicios sociales por no contratar a una trabajadora social y no impulsar el albergue de transeúntes. Así lo explicó la edil de la coalición de izquierdas, Ángeles Fonseca, que atribuyó la pérdida de fondos y el retraso en la puesta en marcha del comedor social a la «gestión nefasta» y a la «falta de sensibilidad» del gobierno local langreano en materia de atención social.

Fonseca argumentó que el plan concertado -suscrito entre la Consejería de Bienestar Social y los ayuntamientos, y que se destina a cubrir prestaciones básicas de servicios sociales en los municipios de la región- incluía una adenda por la que se dedicaban 15.444 euros a la contratación de una trabajadora social y 20.186 euros al albergue de transeúntes. «La primera de la partidas la habrá que devolver porque no se ha contratado a la trabajadora y el dinero del albergue se perderá porque el gobierno local decidió en su día eliminar este servicio de manera unilateral», precisó Ángeles Fonseca.

La edil del grupo de IU-BA en el Ayuntamiento de Langreo censuró que la pérdida de fondos para políticas sociales se produzca, además, en un momento especialmente delicado por la crisis económica y en el que, según recalcó, son necesarios todos los recursos económicos que el Consistorio pueda tener a su alcance.

Por otro lado, la representante de la coalición de izquierdas denunció la demora de la puesta en marcha del comedor social. «No creemos que haga falta dos años para habilitar unos bajos y crear unas dependencias de este tipo. Estamos viendo, por la experiencia de otros concejos, que los comedores sociales son un servicio muy demandado y más en una época de crisis como la que nos está tocando vivir ahora», indicó Fonseca.