Fundó su negocio en plena crisis y en tres años y medio ha formado una plantilla con 17 trabajadoras. Miriam Cabanillas recibió el pasado 12 de diciembre el premio "Emprendedora de Langreo" por su trayectoria al frente de la empresa Edades, que puso en marcha en La Felguera en mayo de 2010. Fue entonces cuando decidió cerrar el bar que tenía en ese distrito langreano y tomar otro rumbo. "Estudié auxiliar de enfermería y dado que se está produciendo un envejecimiento de la población decidimos que se necesitaba un negocio de este tipo", señaló la galardonada.

Tras informarse, Cabanillas decidió decantarse por una franquicia de Edades, una empresa de atención domiciliaria y servicios domésticos. Pero antes de poner en funcionamiento su idea recurrió a Valnalón. "Allí estuve analizando el proyecto y elaborando el plan de marketing", indicó, para destacar que el asesoramiento recibido ha supuesto "un gran apoyo para empezar". Porque los inicios son difíciles, destacó. "Hay que encontrar el local adecuado, contratar personal y buscar la financiación para echar a andar. Todo eso lleva mucho trabajo", apuntó la langreana distinguida con el premio "Emprendedora" del concejo en su séptima edición. Porque, dijo Miriam Cabanillas, hay que enfrentarse a "mucho papeleo y dar muchas vueltas".

Pero, indicó la emprendedora, "empiezas con mucha ilusión y eso puede con todo". Su empresa, reconoció, "despegó rápido desde el principio a pesar de que el plan de viabilidad consideraba que iría más lento". Un día antes de recibir el galardón concedido por el Ayuntamiento de Langreo contrató a la trabajadora número 17. Edades se dedica a prestar diferentes servicios como ayuda a domicilio, atención a personas dependientes o cuidado de niños o empleadas del hogar. En éste último caso también ponen en contacto a personas que trabajan en este sector con familias que necesitan el servicio. Poco a poco fueron ampliando los servicios que prestan, ofreciendo otros como peluquería a domicilio, y pretenden seguir así con la puesta en marcha de una tienda web, y servicios de fontanería, carpintería y electricidad a domicilio. Actualmente tienen clientes "desde Riaño a Laviana, pero también en Noreña, Pola de Siero y Mieres".

Cabanillas no esperaba alzarse con el premio, al que se presentó en ocasiones anteriores, quedando finalista. "Cuando me llamó la alcaldesa, María Fernández, sentí una gran alegría y satisfacción", dijo. La emprendedora langreana recibió el premio en el Ayuntamiento, en un acto al que asistieron la regidora y representantes del Instituto Asturiano de la Mujer y de Valnalón. La distinción está dotada con 2.400 euros más diploma acreditativo.

Miriam Cabanillas compitió con otras diez candidatas de empresas de diferentes sectores para alzarse con un galardón que tiene como objetivo reconocer y distinguir la actividad empresarial de la mujer en Langreo. Al premio convocado por el Ayuntamiento de Langreo pueden concurrir los proyectos emprendedores o empresas ya implantadas, o en fase de implantación en el municipio en los últimos cuatro años, y cuyas personas promotoras sean mayoritariamente mujeres.