21 de octubre de 2009
21.10.2009

Luanco: de la fiesta popular al ocio mercantilizado

Ignacio Pando analiza las formas de aprovechamiento del tiempo libre en la villa marinera desde finales del XIX hasta comienzos del siglo pasado

20.10.2009 | 04:50
Día de verano a la orilla del mar en Luanco, a comienzos del siglo XX, con la casería del Calvario al fondo.

La clásica historia de la cultura y la vida cotidiana ha ido dejando paso en la moderna historiografía a una historia cultural más perfilada metodológicamente, que, además del estudio de las expresiones de la alta cultura, entre sus nuevos objetos de estudio enfatiza el análisis de las formas históricas de sociabilidad y de ocio. Enfoque que, a su vez, supone además una renovada manera de abordar los tradicionales estudios de historia local.
Éstas son las dos novedades metodológicas que aporta este libro de Ignacio Pando, director de la Casa Municipal de la Cultura de Luanco, cronista oficial de Luanco e investigador especializado en la historia del concejo: «De las actividades recreativas al ocio mercantilizado. Luanco, una historia local, 1890-1931», coeditado en 2009 por el Ayuntamiento de Gozón y la Asociación de Amigos del Museo Marítimo de Asturias de Luanco. Procedente de la Academia, este excelente trabajo se suma a las escasas investigaciones y autores que han practicado en Asturias esta nueva historia cultural, y entre los que es inexcusable citar a José Luis Guereña y, sobre todo, al profesor de nuestra Universidad Jorge Uría, uno de los más destacados especialistas en este campo en España, director de este trabajo y autor del prólogo de este libro.
¿Cómo, cuándo y por qué se transformaron en Luanco las fiestas tradicionales en el ocio mercantilizado de la sociedad burguesa? ¿Cuándo, cómo y por qué las formas de sociabilidad tradicionales se fueron sustituyendo por un nuevo tejido asociativo en la villa luanquina? Pando no sólo responde en su libro a todos esos interrogantes con gran fundamento, sino que, al hacerlo, reconstruye la historia local de la villa en los 43 años, de 1890 a 1931, que analiza en su obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas