03 de abril de 2008
03.04.2008

Museo del Oro, cero en accesibilidad

Un grupo de mujeres discapacitadas de la asociación Amdas-La Fonte protesta tras no poder entrar en la instalación por carecer de ascensor

03.04.2008 | 02:00
Integrantes de Amdas-La Fonte, ante la entrada al Museo del Oro de Navelgas.

Una treintena de mujeres de la asociación de mujeres discapacitadas de Asturias, Amdas-La Fonte, protestó ayer ante el Museo del Oro, de Navelgas, por los problemas de accesibilidad del edificio. Seis de las integrantes del colectivo que participaron en la excursión no pudieron acceder a las instalaciones porque las sillas de ruedas no podían pasar por encima de los bordillos de la entrada. Además, el Museo del Oro de la localidad tinetense no dispondrá de ascensor hasta dentro de unas semanas a pesar de que en tres meses se cumplirán los dos años de su inauguración.

Navelgas (Tineo),

E. PELÁEZ


Su visita terminó a las puertas del museo al que pretendían acceder. Una treintena de integrantes de la asociación de mujeres discapacitadas de Asturias Amdas-La Fonte emprendieron viaje ayer desde Oviedo, Gijón y Avilés al Museo del Oro de Asturias de Navelgas tras recibir una invitación del Ayuntamiento de Tineo.


Era la segunda ocasión en la que el Consistorio se dirigía al colectivo y esta vez decidieron organizar una excursión. Su sorpresa llegó al bajar del autocar cuando comprobaron que las seis mujeres que necesitan silla de ruedas para desplazarse y aquellas que tienen movilidad reducida no podían entrar en las instalaciones. La culpa la tenía un bordillo. Tampoco podían acceder a la primera planta, donde se ha instalado la exposición del oro, porque el ascensor no funciona desde que se abrió el museo, que cumplirá en julio dos años.


Vista la situación las mujeres de la asociación Amdas-La Fonte comunicaron a la responsable de las instalaciones que se encerrarían hasta que no se presentase en las instalaciones algún responsable municipal. Cinco minutos después apareció el concejal de Turismo (Marcos da Rocha), que aseguró que hubo una confusión con la fecha de la visita y que estaba previsto que el ascensor funcionase a mediados del pasado mes pero que se demoró. Desde el Museo del Oro se avisó el día anterior a última hora pero ya era tarde para anular el viaje. Según aseguró la presidenta de la asociación, Sila Murillo, «nos invitaron a visitarlo en otra ocasión con los gastos pagados pero no nos quedan ganas». «Están vendiendo que el Museo del oro está adaptado pero no se puede venir ni a batear porque hay otro bordillo que no se puede subir», dijo.


El colectivo hizo llegar su protesta al Principado, que editó una guía «Asturias para tod@s» en la que se refleja que las instalaciones son accesibles y hará lo propio con Cocemfe (Confederación Española de Personas con Discapacidad Física).


«Vinimos y no pudimos ver nada, para comer cocido con verdura podíamos habernos quedado en casa», dijo Murillo ante el cartel que recuerda que dentro de tres meses Navelgas será sede del Campeonato del Mundo de bateo de oro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook