21 de mayo de 2009
21.05.2009

El tejo de San Martín de Ondes se seca

Los vecinos alertan de que las obras de pavimentación del entorno impiden al árbol centenario absorber agua

21.05.2009 | 02:00

San Martín de Ondes (Belmonte), V. DÍAZ PEÑAS

El tejo centenario de San Martín de Ondes (Belmonte) está en peligro. Así lo ha denunciado uno de sus vecinos, quienes ya han solicitado al Principado y al Ayuntamiento que se actúe para evitar que el ejemplar, situado junto a la iglesia, perezca. Como señalan los vecinos, el árbol ha perdido frondosidad y comienza a dar signos de sequía después de que se acometieran obras en su entorno.


Como señala Pepe Cuendias, uno de los vecinos de este núcleo belmontín, el tejo -especie protegida en Asturias- no sólo es un árbol centenario, sino que además es uno de los elementos mas significativos y representativos del pueblo. «Nos bautizó a todos los vecinos», explica señalando que junto a este ejemplar se lanzaban los caramelos después de los bautizos.


El vecino ya ha puesto en conocimiento de la Consejería de Medio Ambiente y del Ayuntamiento el problema de sequedad que sufre el tejo y solicita que se realice un estudio que determine el posible impacto de las obras en el longevo ejemplar. «Yo no soy experto en la materia, pero lo que está claro es que ahora se ve el interior del árbol cuando antes era mucho más frondoso. Por eso es necesario que se estudie el caso y que se actúe para evitar la muerte de un ejemplar tan especial», puntualizó.


Como señaló el vecino, el entorno de la plaza ha sido pavimentado y también se ha hecho lo mismo con las calles aledañas al templo. Ante esta situación, argumenta, el árbol no recoge suficientemente bien el agua necesario para su supervivencia, por lo que ha empezado a dar muestras de debilidad perdiendo frondosidad y buen aspecto. Algo que atemoriza a los vecinos del núcleo belmontín.


Por todo ello, se ha solicitado que se retire el pavimento que en su día se colocó sobre las raíces del tejo. De esta manera, el ejemplar podría captar mucho mejor el agua que necesita y tendría mas espacio para poder desarrollarse.


«No quiero ponerme en contra de nadie, y menos del Ayuntamiento, pero creo que es una obra que no supone mucho dinero y que serviría para evitar que el tejo siga languideciendo», concretó Pepe Cuendias. Y es que éste no es un tejo cualquiera para los vecinos de San Martín de Ondes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook