16 de julio de 2009
16.07.2009

La calle principal de Salas estrena imagen con mejores aceras y un solo carril para coches

El Alcalde anunció el inicio de la reforma del barrio de La Pumaradina, la mejora de la plaza de La Campa y la urbanización de la calle Llagarón

16.07.2009 | 02:00
Avenida de Galicia, uno de los viales reformados.

Salas, E. PELÁEZ


Uno de los cambios más notables en la fisonomía de Salas es el experimentado en la Avenida de Galicia, que ha pasado de soportar el tráfico pesado de la N-634, a convertirse en paseo. La arteria principal de la villa, que años atrás, antes de abrir a la circulación la actual variante, era paso obligado en el viaje desde el centro de la región a diversos núcleos del occidente, estrena nueva imagen.


Esta calle ha quedado convertida en un paseo, con aceras más anchas, mayor espacio para aparcar (cerca de 30 plazas) y la circulación limitada a un solo carril frente al doble sentido que tenía.


Las obras se han visto acompañadas de la reorganización del tráfico en el núcleo, tal y como ocurrió en Luarca con otra travesía, la calle Ramón Asenjo.


La obra se inició con polémica por las protestas por permitir un solo sentido de circulación. La oposición municipal, Partido Popular e Izquierda Unida, se unieron a esas quejas.


El Gobierno municipal apostó por continuar con el proyecto inicial tras justificar esta modificación. Los trabajos han concluido y los vehículos podrán circular de nuevo por la arteria principal de Salas a partir del próximo martes.


El director general de Administración Local, José Luis Montes, y el alcalde salense, José Manuel Menéndez, visitaron en el día de ayer las obras, que se encuentran incluidas en un programa de rehabilitación de espacios públicos, cuya inversión rondó los 418.000 euros. El regidor destacó que esta actuación unida a otras obras que se han ejecutado recientemente en la capital salense, como es el caso de la mejora medioambiental del entorno del río Nonaya, la cual «supone una transformación espectacular de la villa, creando la Salas del siglo XXI sin renunciar al pasado», apuntó Menéndez.


La Espina es objeto de una actuación similar con la mejora de la Avenida de la Constitución, la travesía de la N-634. «La construcción de la autovía convertirá a la arteria central de ese núcleo en la calle principal», aseguró Menéndez.


Las obras de reforma del barrio de La Pumaradina comenzarán dentro de unas semanas. La renovación de las calles se desarrollará en tres fases, con una inversión de 200.000 euros en cada una. Este año se licitarán las dos primeras. A esto se unen dos obras a ejecutar en la villa dentro del Plan de Obras y Servicios una es la mejora de la plaza de La Campa, próxima al castillo Valdés-Salas, que se realizará, según señaló el alcalde, José Manuel Menéndez, «sin romper la estética»; la otra obra es la urbanización de la calle Llagarón. Una vez concluyan estas actuaciones, señaló Menéndez, quedará «poco más que hacer» en este capítulo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook