04 de enero de 2010
04.01.2010
La Nueva España
Desarrollo turístico de la comarca

Castropol adjudica las obras de la primera senda verde por el interior del concejo

La ruta cubre una distancia de catorce kilómetros entre Cotapos y As Veigas y su ejecución costará 200.000 euros

04.01.2010 | 01:00
Montañeros del grupo de montaña de Tapia cruzando un puente improvisado sobre el río Berbesa.

Castropol,


T. CASCUDO


El Ayuntamiento de Castropol acaba de adjudicar los trabajos para iniciar la adecuación de la primera senda verde del concejo. Tendrá una distancia de catorce kilómetros y separará las localidades de Cotapos y As Veigas. La actuación adjudicada tiene un presupuesto de 84.000 euros y permitirá adecuar los primeros cuatro kilómetros de esta ruta, que llevará el nombre de senda de As Veigas.


El alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, explica que en la primera fase de esta actuación, que se ejecutará gracias a una subvención de la Consejería de Medio Ambiente, se mejorará el camino existente y se señalizará pertinentemente la ruta. La obra de más envergadura la constituirá la construcción de un puente para cruzar el río Berbesa. Actualmente no existen más que zonas de paso improvisadas por los vecinos y conocedores de la zona.


La senda existente, una especie de camino forestal, ya se recorre en la actualidad, aunque carece de señalización y acondicionamiento adecuados. El regidor confía en poder sacar rentabilidad turística de esta actuación, que servirá para dar a conocer los «encantos de la zona alta del concejo», la parte más desconocida del municipio castropolense.


«La ruta está en zona de montaña, donde sólo van lugareños y algunos cazadores, y de este modo la pondremos en valor para todo el mundo y para su uso como recurso turístico», asegura el Alcalde.


La ruta discurrirá prácticamente paralela al río Berbesa, que nace y muere en la parroquia castropolense de Piñeira. El monto global de la senda está presupuestado en 200.000 euros, que se irán invirtiendo progresivamente. Explica el Alcalde que será posible recorrer la ruta a pie en todo su itinerario. «Existe una parte al principio que también será accesible para vehículos, pero la mayor parte de la ruta es para ir a pie», matiza.


Este proyecto se une a la actuación que se está acometiendo en el monte Pousadoiro, otro proyecto encaminado a explotar turísticamente la zona interior del concejo. En este monte se promueve un uso mixto con actividades de diversa índole. Los planes expuestos en más de una ocasión por el regidor se encaminan al fomento de este enclave para el desarrollo de la caza, el deporte de aventura y el senderismo, con la creación de una red de rutas. El último proyecto acometido en esta área fue la instalación de unos sensores capaces de detectar cualquier incendio fortuito en la zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook