06 de mayo de 2010
06.05.2010
40 Años
40 Años
 
Suroccidente

El PP exige un plan regional para frenar el deterioro del patrimonio



Ovidio Sánchez pone la iglesia de Jarceley, en Cangas, como ejemplo de abandono

06.05.2010 | 02:00
En primer término, Antonio Moratón y Ovidio Sánchez, junto a los diputados populares Emilio Pérez Cueva, Alfonso Román López y Emilio Rodríguez, durante su visita a la iglesia.

Jarceley

(Cangas del Narcea),

Lorena VALDÉS

La iglesia de Jarceley en Cangas del Narcea, que presenta un precario estado de conservación, sirvió ayer de ejemplo al presidente del PP en Asturias, Ovidio Sánchez, para denunciar la situación de abandono de muchos templos asturianos, especialmente de la comarca suroccidental. El popular exige al Gobierno del Principado «la puesta en marcha de un Plan de Patrimonio Cultural para atajar su alarmante deterioro». Ovidio Sánchez recorrió el interior de la iglesia canguesa acompañado del párroco Antonio Moretón, del diputado del PP por el Occidente Emilio Pérez Cueva y del presidente del partido en el concejo, Emilio Rodríguez.

«No son pinturas, esas manchas verdes que ven son humedades, que quede claro». El párroco de la iglesia de Santa María de Jarceley mostró al detalle a los populares las deficiencias del interior del templo. El presidente del PP asturiano lamenta que «en una iglesia como ésta, de un gran valor artístico, su espléndida imaginería y retablos se estén pudriendo, llenos de carcoma y polilla. Este estado lamentable es una muestra más de la desidia y escasa sensibilidad del Gobierno regional con nuestra cultura. Es imposible que una parroquia pequeña con 30 habitantes pueda mantener su patrimonio, es necesario que se involucren todas las instituciones y sin duda alguna el Principado de Asturias, junto a la Iglesia».

El presidente del PP en Asturias también critica que «la consejera de Cultura, Mercedes Álvarez, en lugar de ofrecer soluciones da constantes disculpas. En 12 años, el gobierno socialista ha dejado hundirse el patrimonio cultural de Asturias. Si no lo cuidamos va a terminar todo por caerse».

Ovidio Sánchez insta al Gobierno regional a que «el plan se realice con un esfuerzo coordinado, y en él se contemplen las necesidades de actuación, con sus correspondientes prioridades, para evitar la desaparición de un patrimonio que Asturias necesita conservar y que los Gobiernos tienen la obligación de atender y ayudar a mantener en un óptimo estado».

Por su parte, el presidente del PP en Cangas del Narcea, Emilio Rodríguez, pidió al Ayuntamiento cangués «que no haga oídos sordos y se sume a esta defensa». Según Rodríguez, «la cultura debe servir de punto de unión para que todos los políticos del municipio rememos en la misma dirección, pues es necesario y urgente ponerse manos a la obra para salvar la gran riqueza patrimonial que tenemos y que si no se hace nada podemos perder».

El diputado del PP por el Occidente Emilio Pérez Cueva recalca que «la población en las zonas rurales se fija con una buena educación y con una buena sanidad, pero también se fija con una buena atención al patrimonio, pues ello genera riqueza». Pérez Cueva también mencionó otros dos templos de Cangas del Narcea que precisan una urgente actuación. «La iglesia de Arganza está en una situación similar a la de Jarceley y el deterioro es aún mayor en la de San Martín de la Sierra, ya que a causa de la maleza prácticamente no se puede acceder a su interior». El diputado reprocha a la Consejería de Cultura «sus lamentables argumentos peregrinos, que no tienen ni un pase. El Principado no puede desentenderse de esta situación argumentando que estas iglesias no son propiedad suya sino de la iglesia, porque son propiedad de todos y cada uno de los ciudadanos».

Los feligreses, que una vez al mes acuden a la misa que se celebra en el templo, anhelan que pronto el color verde desaparezca de las paredes, así como el insoportable olor a humedad, y que las imágenes y retablos recuperen el esplendor de antaño. Porque ya lo dice su párroco: «son las mejores, por lo menos del concejo de Cangas del Narcea».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook