21 de mayo de 2010
21.05.2010
Suroccidente

Salas tramita la instalación de dos centrales de energía «limpia»

El Consistorio llevará a Pleno el plan parcial del polígono de El Quintanal, donde se ubicará una de las plantas

21.05.2010 | 02:00

Salas,


L.VALDÉS / M. J. IGLESIAS


Salas apura los trámites para convertirse en el primer concejo de Asturias en tener dos plantas de producción eléctrica a partir de materia prima forestal. Para ello, el equipo de Gobierno ya ha ultimado la redacción del plan parcial de la zona industrial de El Quintanal, de 60.000 metros cuadrados, a la entrada de la villa, donde se ubicará la instalación de la empresa Biorenova. La otra, iniciativa de la compañía de origen gallego Renova, se construirá en el polígono El Zarrín, en la localidad de La Espina. Así lo apuntó ayer el alcalde socialista, José Manuel Menéndez, que confía en las 22.000 hectáreas de bosque del municipio como fuente de riqueza y empleo en los próximos años para uno de los concejos más envejecidos de Asturias.


El Alcalde destaca que «las plantas contribuirán al desarrollo de la zona rural de Salas pero también de concejos limítrofes como Tineo, Pravia, Grado y Belmonte con la creación de unos 80 puestos de trabajo». La gran novedad de los dos proyectos de Salas es que el cien por ciento de la producción se destinará a suministrar energía a los hogares. La electricidad producida en las plantas se canalizará a través del punto de conexión a la red eléctrica ubicado en la villa y a partir de la subestación de la sierra de Buspol.


Cada una de las plantas tendrá capacidad para generar el equivalente al 4% de la electricidad que consumen los hogares asturianos. Las estimaciones apuntan que unos 60.000 ciudadanos de Salas y de diferentes puntos de Asturias podrían beneficiarse de la «energía limpia» obtenida con madera y masa vegetal de alta calidad.


El objetivo del Ayuntamiento salense es que el desarrollo industrial del concejo tenga como consecuencia directa que la gente joven fije su residencia en la villa. Por ello, también llevará a pleno para su aprobación el plan parcial de la zona residencial de Faces, en el entorno de la zona deportiva y escolar. En una parcela municipal de 32.000 metros cuadrados el Ayuntamiento iniciará este año la construcción de dos bloques de 35 viviendas cada uno. Estos pisos, a los que podrán acceder jóvenes de toda Asturias, aunque tendrán preferencia los del municipio, tendrán 2 y 3 habitaciones. Además, contarán con plaza de garaje y trastero.También habrá apartamentos.


El precio medio de estas vivendas será de unos 80.000 euros y el Consistorio reservará varios pisos para personas con discapacidad.


El regidor salense, José Manuel Menéndez, destaca que «se trata de ofrecer precios asequibles, en torno al 50 por ciento del precio habitual de mercado, para facilitar el acceso de la juventud a su primera vivienda».


A la espera de que la autovía entre Oviedo y La Espina sea una realidad, Salas busca opciones de futuro, pero sobre todo ansía que su pirámide de población de un vuelco y los jóvenes y niños vuelvan a ser mayoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas