07 de julio de 2010
07.07.2010
40 Años
40 Años

Ence pide la unión del sector para explotar los recursos forestales de Asturias

La firma reúne a propietarios de montes, empresarios de la madera y ecologistas para promover el aprovechamiento de 730.000 hectáreas

07.07.2010 | 02:00
Participantes en el encuentro, ayer, durante su visita a un monte de Ponte Nova, en la vecina comunidad de Lugo.

Tapia de Casariego,


A. M. SERRANO


La multinacional Ence, con presencia en Asturias a través de su planta de celulosa de Navia, no está dispuesta a olvidar los recursos forestales del Principado y, ayer, en un encuentro que tuvo lugar en Tapia de Casariego, intentó poner de relieve la importancia de asociarse para explotar esta masa forestal de la comunidad. En dicha jornada se reunieron más de 70 personas, entre propietarios particulares de montes, empresarios del sector y asociaciones ecologistas. Todos pudieron dar su opinión sobre la evolución de un sector que, según los especialistas, en Asturias no está lo suficientemente explotado a pesar de su capacidad para generar, según la asociación de maderistas del Principado, más empleo con una menor inversión (40.000 euros por puesto de trabajo).


Ence, a través de su coordinador de gestión forestal, Luis Javier Sánchez, hizo hincapié en la idea de fomentar la colaboración entre los distintos agentes con responsabilidad en los montes asturianos con el objetivo de mejorar la gestión forestal. Sánchez explicó que esta tarea sólo es posible si se logran puntos de encuentro entre los propietarios particulares (al ser Asturias una región con minifundismo), ecologistas, administraciones públicas y empresas.


El coordinador de gestión forestal de Ence explicó, además, que el monte asturiano «está abandonado» y pidió profesionalizar el sector. «Una buena gestión pasaría por analizar el territorio, su conservación, hacer un seguimiento de todo lo que se lleva a cabo y corregir los defectos sobre la marcha», indicó.


En Asturias, según la asociación de maderistas, hay unas 730.000 hectáreas consideradas forestales. Para Ence, esta masa en potencia no sólo depende de la Administración regional, que, a juicio de Sánchez, está trabajando «poco a poco» en los planes de ordenación forestal, sino también de la voluntad de los agentes implicados y de la necesidad de afrontar su explotación a través del asociacionismo, la tecnificación y las marcas de calidad.


Con respecto al minifundismo, uno de los problemas con los que se encuentra este sector en Asturias, Ence reconoció que, cuanto más pequeña es la propiedad del monte por particular, más difícil es su aprovechamiento a escala industrial. En este sentido, el coordinador de gestión forestal de Ence advirtió de que, en algunos casos, la experiencia de la concentración, tutelada por la Administración regional, puede ser una solución.


El encuentro de ayer sirvió para iniciar una toma de contacto entre los agentes del sector. Es el sexto que celebra la empresa. Hasta ahora, los anteriores habían tenido lugar en Pontevedra, La Coruña, Santiago de Compostela y Asturias. Los participantes tuvieron ocasión de visitar uno de los montes gestionados por Ence en Lugo.


La multinacional destacó la presencia de dos grupos ecologistas, el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (Fapas), que estuvo representado por su presidente, Roberto Hartasánchez, y la Asociación Gallega de Custodia del Territorio, colectivo que estudia los impactos de la actividad del ser humano sobre el medio ambiente. Los ecologistas explicaron en sus charlas cómo afecta el desarrollo forestal a las especiales que habitan en los montes.


El plan forestal de Asturias que promueve el Ejecutivo regional para la explotación y puesta en valor de los terrenos de monte de la comunidad contempla aumentar la superficie arbolada hasta las 523.384 hectáreas, «manteniendo las superficies de cultivos, prados y pastizales», según explican fuentes del Principado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído