25 de agosto de 2010
25.08.2010
La Nueva España

Illano recupera el monte abandonado para colmenas y plantaciones de arándanos y setas

La Asociación de Apicultores de Asturias gestionará 70 colmenas en el bosque del Carbayal, que también acogerá cursos formativos

25.08.2010 | 02:00
María Hernández, el alcalde de Illano, Leandro López; Joaquín Arce y el ingeniero Antonio Cueto, ayer, en Folgueirou.

Illano, A. M. SERRANO


Illano es ya referente en la gestión pública de los montes. El Principado, a través del Banco de Tierras (presidido por María Hernández), propietario de las 1.200 hectáreas del monte Carbayal, presentó ayer el proyecto de aprovechamiento forestal de una de las zonas boscosas que están llamadas a convertirse en referencia para Asturias y también a nivel nacional.


La recuperación de la superficie ya generó ganancias para los ganaderos de la zona, que desde hace un año se benefician de las investigaciones que el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) ha aplicado sobre el terreno. Ahora la administración regional ha dado luz verde al desarrollo apícola de parte de la superficie, además de la plantación de setas comestibles y arándanos. Los trabajos se plantean a largo plazo (diez años) y durante este tiempo tanto el Principado como el Banco de Tierras y los propios empresarios y asociaciones que gestionen los recursos, podrán obtener beneficios económicos.


Se trata de un modelo «ambicioso», según destacó el Director General de Política Forestal, Joaquín Arce Fernández, y de un «laboratorio» de gestión forestal y ganadera que tiene como objetivo recuperar terrenos baldíos en zonas deprimidas para que puedan desarrollarse y generar beneficios económicos a la zona.


En el terreno apícola, será la Asociación de Apicultores de Asturias la que gestione las colmenas. Hay previstas 70, de las cuales 40 ya dan beneficios. El colectivo se encarga de su gestión y ofrece su explotación a uno de sus socios. Además de ser un punto de producción privada, el monte Carbayal acogerá cursos para formar a futuros apicultores, los únicos que se ofrecerán en el Occidente asturiano, y que según el colectivo de apicultores sigue la estela de talleres de formación similares que se imparten en Oviedo. Para esta iniciativa se reservan 20 colmenas.


Otra de las novedades es la plantación de arándanos. Este desarrollo agrícola se realizará de forma experimental. El equipo técnico que ha desarrollado el proyecto, al frente del cual se encuentra el ingeniero Antonio Cueto, ha plantado la especie en tres parcelas diferentes, en función de su distancia al apiadero y de la cierres de protección, y que ofrecerán información sobre si es posible explotar o no este recurso.


Illano se convierte así en un referente para Asturias en gestión y aprovechamiento forestal al poder ofrecer distintas fórmulas para cultivar y explotar una zona que no generaba ningún provecho. La intención del gobierno regional es desarrollar otros montes de similares características en Asturias. En el caso de Illano, pretende abrir la posibilidad de explotar el cultivo de setas y arándanos a los ganaderos que ya trabajan en la zona y con los que el Serida ha tenido un contacto importante durante el desarrollo del proyecto para garantizar su éxito. En la actualidad, hay 26 concesiones, que se podían ampliar si las investigaciones dan sus frutos.


El Director General de Gestión Forestal aseguró ayer que la previsión es que en diez años solamente en aprovechamientos de la madera, para lo que se prevé una inversión de 1,3 millones de euros, permita obtener 850.000 euros de ingresos. La idea es que la inversión se amortice en las décadas venideras. Para el desarrollo del apiadero se han destinado casi 80.000 euros y en la última reparación de pistas, 38.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook