13 de noviembre de 2010
13.11.2010
40 Años
40 Años
 
Suroccidente

«Las imágenes impactantes de las campañas de Tráfico no son eficaces»

«Conducir y hablar por teléfono son actividades incompatibles, en la carretera hace falta poner los cinco sentidos»

13.11.2010 | 01:00
Julio Magadán Magadán.

Presidente de la Federación Estatal de Técnicas de Seguridad Vial (FETEVI)

Salas, L. VALDÉS


Julio Magadán Magadán (Carcedo de Lago Allande, 1961), presidente de la Federación Estatal de Técnicos en Educación y Seguridad Vial (FETEVI), puso ayer a prueba en Salas el ingenio y conocimientos de 60 educadores viales en el IV Encuentro Astur-Cántabro de esta materia que tiene como objetivo el intercambio de experiencias. Para sensibilizar a expertos, conductores y peatones, Magadán es partidario de aprovechar «un recurso tan potente y divertido como el juego. Jugando se aprende».


-¿La implantación del carné por puntos ha logrado rebajar la mortalidad en las carreteras?


-El carné por puntos es un elemento que ha influido en la sociedad para que se adquiera una mayor conciencia sobre la seguridad viaria y ha logrado disminuir el número de víctimas en vías interurbanas. Ahora hace falta analizar si ha tenido las mismas consecuencias en los cascos urbanos, donde se produce más de un 40% de los accidentes de tráfico.


-El peatón cada vez tiene más protagonismo en las zonas urbana, se le tiende a dar prioridad.


-La clave es llevar a cabo un proceso educativo tanto de seguridad vial como de movilidad. Todos somos educadores viales y nuestros comportamientos son siempre imitados por otras personas. Si un niño observa a sus padres cruzar por un paso de peatones él repetirá, seguramente, esta conducta. Es imprescindible que la sociedad considere una necesidad primordial lograr la seguridad vial, para eso hace falta el compromido de todos.


-La Guardia Civil acaba de intensificar la vigilancia de las distracciones al volante por hablar por el teléfono móvil y usar el navegador. ¿Está justificado?


-El teléfono móvil es el gran enemigo de todo conductor. Conducir y hablar por teléfono son dos acciones totalmente incompatibles. En la carretera hace falta poner los cinco sentidos, toda distracción comporta un riesgo que puede tener un desenlace fatal.


-Las campañas de la Dirección General de Trafico incluyen cada vez imágenes más impactantes. ¿Le parecen eficaces?


-Considero que imágenes tan impresionantes generan miedo en los espectadores, provoca que no se sientan identificados y que por tanto no se logre el objetivo de empujar a la reflexión del destinatario del mensaje.


-¿Qué propone usted para sensibilizar sobre los siniestros?


-Lo primero, que todos asimilemos que podemos tener un accidente. Además, en este encuentro optamos por sacarle todo el partido al juego, que sin duda es un recurso muy potente. Jugar, por ejemplo, al estela vial, una especie de trivial, permite de una forma divertida descubrir que sabemos sobre la educación vial y adquirir nuevos conocimientos.


-¿Qué opina de las críticas que señalan que las multas tienen un afán recaudatorio?


-El miedo a la sanción es hoy por hoy la principal razón por la que los conductores se lo piensen dos veces antes de cometer una infracción. Es muy difícil concienciar, por ello ese es el gran reto que tenemos por delante.


-¿Conserva todos los puentos de su carné de conducir?


-Sí, ahí están intactos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook