06 de diciembre de 2010
06.12.2010
 
Reconocimiento en San Tirso de Abres
 

Una asociación intachable y de premio

El colectivo cultural Arcángel San Miguel, de La Caridad, recibe el galardón «Terra Viva» de la asociación San Tirso del Eo por sus méritos culturales y sociales

06.12.2010 | 01:00

San Tirso de Abres,


T. CASCUDO


«Una asociación de referencia en la comarca, con una junta directiva plural y unida y un presidente, David González, ídolo, tranquilo y cordial». Son las palabras del presidente de la asociación San Tirso del Eo, Ángel Prieto, quien ayer entregó el sexto premio «Terra Viva» al colectivo cultural Arcángel San Miguel, de La Caridad. Es la primera vez que la asociación santirseña entrega este galardón -que reconoce a quienes trabajan por la cultura tradicional del Occidente- a una entidad asociativa.


Prieto destacó, además, el compromiso del colectivo con la comarca y el sinfín de personas que ha trabajado duro y en equipo para desarrollar una amplia cartera de actividades. «Así se forma una asociación cultural y se aguantan 25 años». Para Prieto, la «intachable» actividad cultural del concejo de El Franco es gracias a la asociación, de la que destacó iniciativas como la creación de la escuela de música municipal o su labor de defensa de la gaita de digitación abierta.


El presidente del colectivo franquino, David González, recibió la boina, el diploma y la escultura «O vello dos contos» que acompañan al premio «Terra Viva». González agradeció el galardón y repasó la historia del colectivo que nació como asociación de padres del colegio franquino y evolucionó hasta convertirse en un colectivo referente en la defensa y la promoción de la cultura. «Quiero destacar la labor social de la asociación. En La Caridad hay cientos de personas que saben música o que se han formado y han encontrado un futuro profesional gracias a las actividades que organizamos. Fueron algo más que actividades de ocio», precisó.


Por su parte, la alcaldesa de San Tirso, Goretti Quintana, reclamó un mejor reparto de las ayudas a la cultura y también agradeció el trabajo de colectivos como San Tirso del Eo o Arcángel San Miguel. El acto sirvió, además, para recordar al veigueño Cándido Sanjurjo, fallecido en abril y merecedor del premio «Terra Viva» en el año 2006.


Tras la entrega del galardón -que se celebró en el auditorio- los actos se trasladaron al polideportivo donde tuvo lugar la tradicional esfoya del maíz y también la comida tradicional. El grupo de portadores de la tradición oral de San Tirso del Eo se ocupó de representar cada uno de los pasos de la cosecha del maíz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook