08 de junio de 2011
08.06.2011
 

El día en que los bolos soñaron con la unidad

El domingo se cumple un año del congreso de Cangas del Narcea, al que acudieron representantes de todas las modalidades
Nadie toma el testigo de la Asociación de Bolo Vaqueiro para celebrar un nuevo encuentro que luche por perpetuar la tradición

08.06.2011 | 02:00

Cangas del Narcea


El próximo domingo se cumple un año desde que la Asociación de Bolo Vaqueiro organizase el I Congreso de Bolos Asturianos con motivo del décimo aniversario de la fundación de dicho colectivo. La cita supuso un antes y un después en los planteamientos de actuación conjunta por parte de las diferentes modalidades bolísticas. Se trató de diseñar un plan de trabajo marcado por la convivencia e intercambio de ideas de sus representantes para conseguir el fin común a todas, que es la subsistencia y la difusión como seña manifiesta de la cultura asturiana.


El mencionado encuentro, celebrado en Cangas del Narcea, convirtió la localidad en la capital del mundo de los bolos astures por un día y sirvió para mencionar y departir acerca de más de 30 formas diferentes de practicar los bolos a lo largo de todo el Principado en los últimos siglos. Todo ello se unió a la celebración de un torneo conmemorativo que, en este caso, correspondió al bolo vaqueiro por el hecho de ser esta modalidad la impulsora de esta iniciativa de intercambio de ideas y confraternización entre especialidades.


En lo que respecta al torneo el campeón había sido Toni, de la Peña Naviego, que sumó este señalado torneo a su importante palmarés. Además, el triunfo le serviría de preludio para la consecución del Campeonato de Asturias individual de División de Honor poco tiempo después.


Sin embargo, podría decirse que la competición fue lo menos destacable de una jornada en que se contó con la presencia de Fernando Maestro, Director del Museo de Juegos tradicionales de Campo (Huesca), investigador de juegos tradicionales a nivel mundial desde mas de 30 años, fundador de la Asociación de Juegos y Deportes Tradicionales Europeos y miembro de la Junta Directiva, además de gran colaborador con la Asociación del Bolo Vaqueiro y, muy posiblemente, la persona que más sepa acerca de la historia del juego de los bolos en toda Europa.


Del mismo modo, los centros educativos de la zona, el instituto de Cangas del Narcea y el Colegio Rural Agrupado (CRA) Valle del Naviego, pudieron disfrutar de una jornada de formación y promoción del deporte autóctono a través de una actividad educativa de corte teórico práctico que hizo llegar la importancia de estas prácticas cultural-deportivas a los más jóvenes, gracias a la colaboración desinteresada de algunos de los ponentes del congreso.


La cita recibió el título de «Los Bolos, Tradición y Cultura del Pueblo Asturiano» y su objetivo fue estudiar y conocer la situación actual de los distintos juegos de bolos que se practican o se practicaron en Asturias, así como reflexionar sobre la conservación, recuperación y promoción de las diferentes modalidades, especialmente la importancia de los juegos tradicionales en la identidad cultural y patrimonial asturiana.


Para ello se contó con la participación de representantes de las distintas modalidades de bolos asturianos (bolo celta, batiente, cuatriada, bolu palma, bolo rodao, bolu vaqueiru), además de destacadas personalidades como el nombrado Fernando Maestro y Carlos Suari, investigador del Atles de los Bolos Asturianos y director del Programa Acuto de la Radio del Principado de Asturias que todos los domingos repasa la actualidad bolística.


Tras un día intenso y lleno de intervenciones, las conclusiones a las que llegaron después de las ponencias y los coloquios fueron muy concretas y prácticamente consensuadas. Entre ellas destacó la necesidad de una mayor implicación de la Administración y de los medios de comunicación en la promoción y la difusión de los bolos.


Por otra parte, también se puso de relieve la importancia del papel que juegan los bolos en el medio rural asturiano como un activo en el desarrollo económico, social y cultural de los pueblos que serviría como un recurso más para frenar la sangría demografica provocada por el multitudinario éxodo rural del campo a la ciudad.


También se concluyó la necesidad de calificar a los bolos como una actividad cultural arraigada en el pueblo asturiano, más que un deporte, y se recordó la existencia de una gran variedad de juegos en el territorio europeo, diferenciados en su práctica y reglamentación, aunque todos ellos con una característica original, basada generalmente en el ocio y el entretenimiento humano, cuya combinación da lugar a verdaderos encuentros sociales que transmiten sensaciones y experiencias comunes y fortalecen los lazos culturales y de amistad.


Otra de las conclusiones a las que se llegó es la urgencia de llevar a cabo una consolidación de relevo generacional, necesaria para la transmisión de este legado lúdico y deportivo. Con acciones como la inclusión de su práctica en centros escolares o la implicación de jóvenes a través de clubes deportivos, de forma que la población más joven se implique en su conocimiento y práctica, asegurando su futuro.


Con el fin de lograr la consecución de esos objetivos se propuso la celebración de un II Congreso de los Bolos Asturianos en el que se implicaran otros agentes externos para su sensibilización e implicación. Sin embargo, a día de hoy sigue sin existir una organización que se haya postulado para tomar el testigo dejado por la Asociación de Bolo Vaqueiro. El presidente del colectivo, Francisco Álvarez, aboga por volver a apostar por un evento como este por el bien de la evolución de los bolos. «Esperamos que estos encuentros se sigan produciendo para ayudar a acercar estos juegos a quienes los desconocen, promoverlos para su recuperación y conservación y darles la importancia que tienen, ya que son seña de identidad cultural y patrimonial asturiana», señala Álvarez.


Representantes de varias modalidades ya han mostrado su preocupación ante la posibilidad de que una actividad tan importante como lo fue esta caigan en el olvido, pues, según señalan, todos los allí presentes salieron más que satisfechos con el enriquecimiento recíproco que lo allí expuesto provocó. Mientras tanto, y a la espera de la convocatoria de una nueva cita, ya se han editado unos vídeos en formato DVD por parte de la asociación de vaqueiro para que las magistrales ponencias impartidas por los expertos aquel memorable día 12 de junio de 2010 para el mundillo puedan ser recordadas y difundidas con el único y tan importante fin de mantener encendida, por mucho tiempo, la llama de la cultura y el deporte de los bolos asturianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook