07 de julio de 2011
07.07.2011

El calado de la ría y el puente de los Santos limitan los encargos

l «El sector naval está sufriendo, pero la clave es dar calidad al mejor precio», asegura el gerente de la empresa, Álvaro Platero

07.07.2011 | 02:00

Figueras, A. M. S.


Francisco Díaz Martínez, fundador en 1925 de Astilleros Gondán tal y como se conocen hoy, tal vez nunca imaginó que la ría del Eo, su dragado y el puente de los Santos se quedarían pequeños para la producción naval de su empresa. Hoy en día, y con centenares de proyectos desarrollados, Astilleros Gondán continúa teniendo restricciones a lo largo, ancho, alto (32 metros) y profundo (calado) a la hora de atraer pedidos para Asturias. El banco de arena de la ría y la altura del puente de los Santos, que comunica Asturias y Galicia, no permite que Gondán construya todo lo que podría contratar por el interés de los armadores en esta empresa asturiana. Es una cuestión de medidas. El astillero ya se ha visto obligado a derivar a otra empresa naval algún contrato por esta situación. El último caso fue un buque para un armador noruego.


El dragado sería una solución, pero se requiere una inversión millonaria. En cuanto a la altura, los 32 metros del puente de los Santos ya han hecho que algunos de los barcos tuvieran que prescindir de sus antenas para salvarlo. El último encargo es el «LNG Guardian».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas