03 de febrero de 2012
03.02.2012
Un producto emblemático del Suroccidente
 

La uva del vino de Cangas se cultivará más rápido y con mayor calidad en un lustro

Las investigaciones desarrolladas por el Serida con portainjertos harán posible acelerar la maduración del fruto en un plazo de tres a cinco años

03.02.2012 | 01:00
María Dolores Loureiro, en el auditorio de la Casa de Cultura de Cangas del Narcea.

Cangas del Narcea,

Pepe RODRÍGUEZ

La uva del Vino de Calidad de Cangas del Narcea, que está en vías de conseguir la Denominación de Origen, se podrá cultivar de manera más rápida y en mejores condiciones en un período de tiempo no superior a cinco años. Esta es una de las principales conclusiones a las que han llegado los científicos del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Alimentario (Serida), que ayer participaron en una jornada de transferencia de resultados a los viticultores cangueses, celebrada en el auditorio de la Casa de Cultura de la villa.

María Dolores Loureiro, responsable del Programa de Investigación de Viticultura del Área de Tecnología de los Alimentos del Serida, fue la encargada de dar luz a la investigación sobre las vides del único vino asturiano que se viene desarrollando desde el año 2003.

Loureiro explicó que se está trabajando con portainjertos y que estos ya han mostrado que se puede llegar a una maduración más temprana. «Pero hay que subrayar que hablamos de resultados provisionales; necesitamos de tres a cinco años más para que sean concluyentes. Lo que sí se puede decir es que hay portainjertos concretos en los que estamos trabajando que van a lograr que la maduración de la uva sea mejor y más rápida», aseguró.

Estos portainjertos, unidos al estudio en marcha sobre los clones de las plantas, permitirán que la producción vitivinícola en la comarca mejore en todos sus aspectos.

Los trabajos del Serida parten de tres parcelas canguesas sobre las que se estudian -desde 2005 en la más antigua- los comportamientos de las diferentes variedades. Una vez que el estudio sea concluyente se podrá tener una planta certificada que, en manos de los viticultores, haga que el vino de Cangas siga mejorando. «Cada variedad responde de modo diferente a cada portainjerto y a las condiciones de cada viña, de ahí lo exhaustivo del estudio», concluyó Loureiro.

El consejero de Agroganadería del Principado, Albano Longo, y la directora gerente del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Alimentario (Serida), Begoña de la Roza (que aparecen juntos, en el centro, en la fotografía superior), mostraron su confianza en que salga adelante el convenio por el que el vino de Cangas recibe anualmente 80.000 euros para investigación y asociaciones, pues sólo quedan pequeños flecos por concretar. Ambos asistieron en Cangas del Narcea en la presentación del libro «Variedades de vid asturiana» del Serida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine