Vegadeo,

T. CASCUDO

Las familias de Vegadeo han emprendido una campaña de recogida de firmas en protesta por la reorganización de la atención pediátrica en el Noroccidente. El centro de salud veigueño pierde uno de los dos pediatras que tenía asignados y pasará de tener servicio de pediatría de lunes a viernes, a tener atención sólo tres días a la semana. Los dos días restantes (martes y jueves) los usuarios deberán desplazarse a Castropol, concejo con el que compartirán el pediatra a partir del lunes.

Pese a las quejas de los padres, la Consejería de Sanidad asegura que la asistencia sanitaria a la población infantil «está absolutamente garantizada». Según Sanidad, el pediatra tiene un cupo de 784 pacientes, cifra inferior a la media. Y zanja: «La reordenación de los recursos en pediatría no ha generado ningún tipo de polémica ni rechazo entre los profesionales del área».

El pediatra que se marcha de Vegadeo se incorpora a los centros de salud de Tapia y El Franco, que llevan años compartiendo médico infantil. No es que sumen un nuevo profesional, sino que el que estaba destinado en estos centros se marcha al hospital de Jarrio. Los concejos tapiego y franquino ganan más horas de atención, pero el médico seguirá consultando tres días en Tapia y dos en La Caridad.

En Vegadeo el recorte no ha gustado nada. La Alcaldesa veigueña, Begoña Calleja (PP), ha criticado la falta de información por parte del Servicio de Salud del Principado (Sespa). Según Calleja, los responsables sanitarios no han tenido en cuenta la lejanía de Vegadeo con respecto a los hospitales de Jarrio y el Central de Asturias, en Oviedo. Reprocha que no se tenga en cuenta que el centro de salud veigueño da atención a los tres concejos de los Oscos y también a Taramundi y San Tirso de Abres. «Entendemos los recortes, pero no donde los servicios son absolutamente necesarios, teniendo en cuenta que Vegadeo es capital comarcal y da atención a un gran flujo de niños», indicó la regidora.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Servanda García, se muestra crítica con la regidora al considerar que ha tardado demasiado en afrontar el problema, que los socialistas ya denunciaron el 16 de enero: «Me parece correcto lo que pide pero llega tarde, hemos perdido dieciocho días. Este tipo de problemas hay que cogerlos en su inicio».