20 de abril de 2012
20.04.2012
La economía de las administraciones locales
 

Los municipios recurren a la tijera

Coaña y Valdés lideran la puesta en marcha de planes para reducir sus facturas de la luz y mejorar la liquidez de las arcas municipales

20.04.2012 | 02:00

Coaña, A. M. SERRANO

La maltrecha economía de los ayuntamientos les ha obligado a tomar medidas drásticas este año y también a agudizar la imaginación para ahorrar. El Ayuntamiento de Coaña lo ha hecho a través de un plan energético que pretende reducir la factura de luz más de la mitad.

De momento, se trata de un proyecto piloto, que se ha puesto en marcha en el polígono industrial Río Pinto de Jarrio, en la carretera nacional 634 a su paso por El Espín, y en el aparcamiento de camiones de Jarrio. Las medidas van encaminadas a aplicar tecnología punta para evitar consumos excesivos. Sólo en el polígono de Jarrio, la factura de la luz bajó 12.000 euros, gracias a las nuevas luminarias de bajo consumo.

Valdés prepara un proyecto similar. El concejal de Economía, Carlos Adaucto Iglesias, estudia las propuestas de diferentes empresas para evitar un consumo de luz excesivo. A la conciencia ecológica se une la necesidad de ahorrar. La idea del gobierno valdesano es reducir los costes para poder salir adelante sin grandes créditos y realizando alguna inversión. En el capítulo de personal, se han ahorrado 300.000 euros y lo mismo se pretende conseguir en gastos corrientes.

Coaña, un concejo ejemplar por su gestión económica, se adelanta el resto del Occidente y ya baraja nuevas medidas para evitar que «todo salga de las arcas públicas», tal como explica su teniente de alcalde, Rosana González. A mediados de año se sacará a concurso la gestión energética de todas las instalaciones consumidoras de energía del concejo, desde alumbrados públicos hasta la calefacción y el agua caliente sanitaria de todos los edificios e instalaciones municipales. «Este proyecto permitirá renovar la mayoría de los equipos e instalaciones existentes sin coste para el Ayuntamiento, al estar sustentadas las inversiones al ahorro que deberá garantizar la empresa adjudicataria», explica González.

En Castropol ya vieron la necesidad de reducir la factura de la luz hace meses. Una de las primeras consecuencias para promover el ahorro en tiempos de crisis fue el apagón de las luminarias del puente de Los Santos, el pasado mes de diciembre.

Los ayuntamientos de España dejarán de percibir este año 15.624 millones de euros del Estado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine