08 de mayo de 2012
08.05.2012
La presencia femenina en la política
 

La cultura es cosa de ellas

Un estudio del Valle del Ese destaca que las mujeres con cargos públicos se ocupan mayoritariamente de asuntos culturales y de servicios sociales

08.03.2012 | 04:40
La cultura es cosa de ellas

Cudillero, Sara ARIAS


Todavía existen diferencias entre los hombres y las mujeres del medio rural respecto a su participación en el ámbito político. Así lo recoge el último estudio del Proyecto de Cooperación de Desarrollo Igualitario «Igualar» llevado a cabo en 119 municipios de España, entre los que se encuentra el Valle Ese-Entrecabos (Cudillero, Valdés, Tineo, Allande y Salas).


En concreto, la presencia femenina en las instituciones municipales en los concejos del Valle Ese-Entrecabos muestra «un proceso de inversión de la tendencia de paridad y un claro regreso a la masculinización desde 2007, con la notable ausencia de mujeres en las alcaldías». Aún así, en el Occidente asturiano hay concejos que demuestran lo contrario, como Vegadeo y Belmonte, con dos alcaldesas: Begoña Calleja (PP) y Rosa Rodríguez (PSOE).


Las desigualdades a las que se refiere la investigación son denominadas «barreras invisibles». El informe destaca que la mayoría de las mujeres que acceden a cargos públicos a nivel local tienden a establecerse en posiciones jerárquicas inferiores, reforzando la legitimación masculina en el ámbito público. «En mi caso, a veces noto cierto paternalismo pero es sólo hasta que se habitúan, cuando demuestras lo que quieres hacer no hacen referencia al género», explica Rodríguez.


En este sentido, detalla el estudio que las concejalías de servicios sociales y cultura suelen estar representadas por mujeres, mientras que no hay tantas féminas en áreas como urbanismo o hacienda. «Supongo que es por la especial sensibilidad de las mujeres a los servicios sociales, aunque en Vegadeo tenemos una mujer llevando las cuentas», explica Calleja.


Cada vez es más habitual que las mujeres accedan a las alcaldías y que los hombres se impliquen en las tareas domésticas. La regidora veigueña considera que «poco a poco vamos consiguiéndolo, pero sí que soportamos más el peso de la casa». Compatibilizar supone un esfuerzo doble de trabajo y tiempo que en ocasiones les acarrean críticas como «mala madre» o «profesional mediocre», destacan ambas alcaldesas.


Lo fundamental, según el estudio, es que cada vez más exista un protagonismo público equitativo para fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, que poco a poco se va transformando en una realidad.

«Poco a poco vamos consiguiéndolo, pero sí que soportamos más el peso de la casa»


<Begoña Calleja
>

Regidora de Vegadeo

«A veces noto cierto paternalismo, hasta que demuestras lo que quieres hacer»


<Rosa Rodríguez
>

Alcaldesa de Belmonte

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine