09 de mayo de 2012
09.05.2012
La Nueva España

La apertura de la oficina de turismo de Castropol, en el aire por falta de fondos

El Ayuntamiento pedirá al sector que se ocupe de informar al visitante

09.03.2012 | 01:00
La apertura de la oficina de turismo de Castropol, en el aire por falta de fondos

Castropol,


T. CASCUDO


«Actualmente no tenemos ninguna garantía de que se pueda abrir la oficina este verano. Es más, se puede decir que estamos más cerca de no poder abrirla que de poder hacerlo». Así de tajante se mostró el Alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, quien asegura que si el Principado no convoca las ayudas al sector turístico el Ayuntamiento no podrá asumir la contratación de los informadores turísticos.


Normalmente Castropol contrataba dos técnicos en temporada alta con los que mantenía abiertas la oficina de turismo del centro de Castropol y el Centro de Interpretación de la Ría, ubicado en la explanada de Serrasa y donde también se prestaba atención turística. Si no hay garantía de disponer de fondos, el Ayuntamiento no se arriesgará a formalizar estos contratos.


Para suplir esta carencia, el equipo de gobierno ha decidido pedir ayuda a los establecimientos turísticos del concejo para que sean ellos quienes se encarguen de ofrecen información al visitante. El regidor trasladará la propuesta a la presidenta de Castropol Turismo, María Alonso, en una reunión prevista para los próximos días. «La idea es repartir entre los locales los folletos turísticos del concejo para que sean ellos los que ejerzan de guías», explica Pérez. A esta colaboración se suma la guía virtual a través del móvil que los turistas pueden descargar de manera gratuita y que funciona desde hace meses.


La presidenta de Castropol Turismo asegura que el cierre de las oficinas de turismo «no es una buena noticia, ya que dinamizan mucho la zona». Para Alonso el problema reside en que «la gente que acude a las oficinas es generalmente la que está de paso, no la que se aloja aquí». Asegura que los establecimientos que se alquilan por habitaciones ya llevan tiempo ejerciendo de informadores, facilitando a los turistas todos los datos que demandan para conocer la zona. «No obstante, la gente suele venir muy preparada de casa», puntualiza.


Alonso considera que quizás habría que aumentar la información que prestan los establecimientos que se alquilan completos: «Aunque los hay que ya colaboran, sí que se podría insistir en que mejoren este aspecto».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook