09 de mayo de 2012
09.05.2012

Para que no haya otro Valledor

Más de 200 escolares de Pola de Allande, Berducedo y Grandas de Salime participan en el programa de educación ambiental «Por unos montes sin fuego»

09.05.2012 | 02:00
Escombros de una de las casas calcinadas por el fuego en San Martín del Valledor.

San Martín del Valledor


(Allande), Lorena VALDÉS


Medio año después del terrible incendio que en octubre del año pasado arrasó más de 4.000 hectáreas de monte y bosque en El Valledor (Allande) y convirtió en escombros varias viviendas, traídas de agua, instalaciones ganaderas y elementos de alto valor cultural, como la Casa museo de la Torre del Valledor, el Fondo Asturiano para la Proteccion de los Animales Salvajes (FAPAS) y la empresa Saltos del Navia C.B., participada por HC Energía y Endesa, han puesto en marcha el programa de educación ambiental «Por unos montes sin fuego».


Esta iniciativa se desarrolla con el fin de concienciar a los escolares que viven próximos a la zona quemada sobre los graves impactos que tienen los incendios en la naturaleza, y en la misma participan más de 200 alumnos de los centros escolares de Pola de Allande, Grandas de Salime y Berducedo. El programa incluirá varias charlas y exposiciones en los colegios organizadas por el FAPAS.


La campaña, que comenzará esta misma semana con una exposición en Pola de Allande para continuar en semanas sucesivas en Berducedo y Grandas de Salime, concluirá a finales de mes con la plantación por parte de los escolares de 250 árboles autóctonos en una de las zonas afectadas por el fuego. Tras la plantación, tendrá lugar una comida campestre.


Asimismo, dentro de esta campaña de concienciación infantil se ha editado un cuadernillo didáctico que será repartido entre los escolares y la población local y que describe las causas que originan los incendios y los devastadores efectos que un fuego de tal magnitud tiene sobre los ecosistemas naturales en cuanto a contaminación de ríos, pérdida de fuentes de alimentación y cobijo para la fauna, y muerte de los microorganismos del suelo.


El desarrollo de estas actividades es posible gracias a la colaboración de la empresa Saltos del Navia, dedicada a la producción de electricidad en el aprovechamiento hidroeléctrico del Salto de Salime, en el río Navia, muy próximo al lugar donde el pasado 23 de octubre se produjo el devastador incendio que arrasó de punta a punta el valle allandés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído